#

1993 | Miles de visitantes volvieron a colapsar ayer Santiago

SANTIAGO REDACCIÓN

VEN A GALICIA

XOAN A. SOLER

Más de veinte peregrinaciones «inundaron» las calles compostelanas días antes de finalizar el Xacobeo de 1993. Auquella fue la primera gran celebración del año santo

01 jul 2021 . Actualizado a las 19:25 h.

Los turistas y peregrinos aprovecharon el último puente largo del año para acudir en masa a Santiago y ganar el jubileo. Determinadas calles y plazas del casco histórico aparecieron en la mañana de ayer, por momentos, prácticamente colapsadas. La catedral se convirtió en una misión imposible para muchos peregrinos. Comercios y hostelería están viviendo un prolongado fin de semana feliz. Fueron más de veinte las peregrinaciones registradas ayer.

Decididos a no quedarse sin vivir el evento jacobeo, muchos españoles y extranjeros comparecieron ayer ante el Apóstol y en las estrechas rúas del casco viejo, que se quedaron pequeñas para acoger a decenas de miles de visitantes.

Colas inmensas se formaron en la Praza de A Quintana para entrar por la Puerta Santa. A menudo llegaban hasta la Praza das Praterías. Los otros tres accesos a la basílica eran infranqueables entre las doce y las trece horas. Los peregrinos rodearon el templo infructuosamente.

A fin de evitar problemas, fueron cerradas las verjas de la Praza do Obradoiro, por donde sólo se dejaba salir a la gente. Centenares de personas se agolpaban en las puertas de Platerías y Azabachería, con el ánimo de contemplar mínimamente el funcionamiento del botafumeiro. Miembros de la catedral con el cartel de Comunión llegaban hasta el exterior para quienes deseasen cumplir con este sacramento.

«Ha sido algo serio», dice el responsable de la Oficina del Peregrino, Jaime García, quien calificó de «impresionante» la aglomeración de peregrinos. Afirma que se superó incluso el puente del Pilar.

Un dato que refleja el director de la Oficina es la religiosidad de la afluencia: «Las celebraciones son más serias, silenciosas y participativas que en otros momentos. Se trata de peregrinaciones más maduras. No se da tanto el componente turístico como en el verano».

Fueron trece las peregrinaciones oficiales de ayer, aunque se registraron ocho más, correspondientes a parroquias. Cabe destacar la marcha a pie de veinte ciegos desde La Coruña y las peregrinaciones del personal de la empresa Dosil y de un grupo numeroso del Seminario de Belvís. Fueron muchos los peregrinos que hicieron el Camino andando.