#

Qué ver en Galicia: siete lugares para descubrir Ortegal

Rebeca Cordobés

VEN A GALICIA

Cabo Ortegal, el lugar que da nombre a la comarca
Cabo Ortegal, el lugar que da nombre a la comarca MANUEL MARRAS

La tierra que acoge el Festival Internacional do Mundo Celta de Ortigueira cuenta con rincones únicos donde la realidad convive con las leyendas

13 jul 2021 . Actualizado a las 15:46 h.

Ortigueira se queda un año más sin el sonido de las gaitas, las tiendas de campaña y la aglomeración de personas que llegan a esta esquina de Galicia para disfrutar del Festival Internacional do Mundo Celta. Pero que la cita musical se haya suspendido no significa que no valga la pena visitar la zona. De hecho, es una buena excusa para conocer algo más allá de la playa de Morouzos o los bares de la Alameda. Algo tiene que tener esta tierra para que más de un «festivalero» haya decidido quedarse.

Te proponemos siete lugares para descubrir Ortegal. Una comarca que atesora rincones únicos, como el punto más septentrional de la península o la unión del Atlántico y el Cantábrico. Una tierra rodeada de acantilados y leyendas.

Cabo Ortegal, en Cariño

El cabo Ortegal visto desde el aire
El cabo Ortegal visto desde el aire CÉSAR TOIMIL

La comarca de Ortegal recibe el nombre de un cabo. Pero no de uno cualquiera. En este rincón de Cariño se unen el océano Atlántico y el mar Cantábrico. Un lugar azotado por el viento y golpeado por el oleaje. Ese continuo batir del agua formó tres rocas afiladas frente a la costa. Conocidos como «aguillóns», este conjunto de peñascos es uno de los atractivos turísticos de esta esquina de Galicia.

Pero los «aguillóns» no son lo único que se puede ver desde el faro del cabo Ortegal. A la izquiertda se alcanzan a vislumbrar los acantilados más altos de la Europa continental. A la derecha, el punto más septentrional de la penísula: Estaca de Bares.

Estaca de Bares, en Mañón

Placa que indica la latitud en Estaca de Bares
Placa que indica la latitud en Estaca de Bares JOSE PARDO

43º 47' 23.6" N. ¿Te suena de algo? Son las coordenadas del punto más septentrional de la península: Estaca de Bares. El lugar perfecto para encontrar el norte tras estos meses de locura.

La punta de Estaca de Bares es un cabo coronado por un faro conocido como Semáforo de Bares. Acceder hasta la roca que marca las coordenadas es un buen plan para ver las figuras de madera que rodean el edificio, sentir el viento habitual de esta costa y escuchar el rugido del Cantábrico. Para respirar paz, en resumen.

Banco de Loiba, en Ortigueira

Atardecer en el banco de Loiba
Atardecer en el banco de Loiba ANGEL MANSO

 Entre Estaca de Bares y el cabo Ortegal se extiende la costa de Loiba. Es uno de los litorales más bonitos de Galicia. Así lo quisieron plasmar los integrantes de un grupo escocés que participaba en el Festival de Ortigueira cuando decidieron escribir «the best bank of the world» sobre un banco. La palabra bank significa acantilado, pero una mala traducción acabó por darle la fama al asiento donde está grabada.

El banco de Loiba es uno de los principales atractivos turísticos de Ortegal y una foto impescindible en las redes sociales de quien lo visita. Erigido sobre el mirador de O Coitelo, cuenta con unas vistas privilegiadas: desde el cabo Ortegal hasta Estaca de Bares. Si decides ir a sentarte sobre él, fíjate primero si tiene la inscripción, ya que hay varios asientos similares en la zona.

Vixía de Herbeira, en Cariño

Vixía de Herbeira, el acantilado más alto de la Europa continental, en Cedeira
Vixía de Herbeira, el acantilado más alto de la Europa continental, en Cedeira Ramón Loureiro

Ortegal es una tierra de libro Guiness. A sus récords de latitud y de belleza se une también el de altura. Vixía de Herbeira, con sus 615 metros, es el acantilado más elevado de la Europa continental. Situado en Cariño, es reconocible por la garita de piedra que da nombre al lugar. Desde allí se vigilaba toda la costa desde Cedeira hasta Estaca de Bares.

Sobra decir que las vistas son extraordinarias. Para disfrutar de ellas, es recomendable consultar la previsión meterológica porque es una zona de niebla.

Puerto de O Barqueiro, en Mañón

Puerto de O Barqueiro, en Mañón
Puerto de O Barqueiro, en Mañón ANGEL MANSO

Ortegal es también tierra marinera. Entre sus acantilados se encuentran también pequeños puertos plagados de barcos de pesca. Uno de los más conocidos es el de O Barqueiro, en Mañón. Al colorido de las embarcaciones se suma el de las casas que se elevan entre la costa y las montañas. Un lugar que recoge la esencia de la Galicia marinera.

Praia de Morouzos, en Ortigueira

Pasarela de madera de la playa de Morouzos, en Ortigueira
Pasarela de madera de la playa de Morouzos, en Ortigueira JOSÉ PARDO

 No podía faltar en esta lista la playa de Morouzos. El alma del Festival de Ortigueira. Pese a que los conciertos se celebran en el casco urbano, es en esta zona donde se vive la esencia de la cita musical. Entre la arena y el pinar hay además un complejo dunar. Paralela a él transcurre una pasarela de madera que termina en la laguna de San Martiño. Un paseo tan mágico como la tierra que lo alberga.

 San Andrés de Teixido, en Cedeira

Iglesia de San Andrés de Teixido, en Cedeira
Iglesia de San Andrés de Teixido, en Cedeira JOSE PARDO

Si se habla de magia hay que mencionar San Andrés de Teixido. Una pequeña aldea cedeiresa rodeada de acantilados y leyendas. Aunque Cedeira pertenece a otra comarca, se puede decir que el territorio donde se ubica esta parroquia está en la zona de Ortegal. Está situada a medio camino entre el casco urbano de Cedeira y de Cariño.

Las casas de piedra pintadas de blanco, los puestos de rosquillas a lo largo de toda la calle y las escaleras que bajan desde la iglesia hacia la costa hacen de San Andrés un lugar entrañable. Si a eso se le unen las leyendas que rodean su santuario, su fuente e incluso las figuras de pan que venden los vecinos lo convierten en un rincón mágico. Si esto no te convence para ir, hay un dicho popular que lo deja claro: quien no vaya de vivo, tendrá que ir de muerto. Por algo es un lugar de peregrinación.