El dispositivo de la campaña de vacunación recibe la Medalla de Ouro de Galicia

Elisa Álvarez González
Elisa Álvarez SANTIAGO / LA VOZ

VEN A GALICIA

Al acto de entrega, celebrado en la Cidade da Cultura, asistieron el rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

26 jul 2021 . Actualizado a las 07:11 h.

El acto de entrega de las Medalla de Ouro de Galicia arrancó ayer a las seis y media de la tarde después de la llegada de los galardonados, el dispositivo de la campaña de vacunación contra el covid-19 en Galicia, las autoridades y el rey Felipe VI, recibido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo.

A la entrega de la medalla, que se celebró en el Museo Centro Gaiás, en la Cidade da Cultura, asistieron unos 330 invitados. Todos se pusieron en pie y aplaudieron tras la llegada de los quince profesionales que representan al colectivo de vacunación, mientras la banda Garufa Blue Devils Big Band amenizaba la entrada de invitados y autoridades e incluso dedicaba un vals a los galardonados.

Mientras sonaba la Marcha do Antigo Reino de Galicia, accedieron al auditorio Felipe VI, Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijoo y, tras una breve intervención de la presentadora, todos los asistentes se levantaron mientras sonó el himno de España.

Entre las autoridades, el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, y las dos vicepresidentas gallegas, Nadia Calviño y Yolanda Díaz, además de otros cuatro ministros del Gobierno de Sánchez.

El vicepresidente primero, Alfonso Rueda, fue el encargado de leer el decreto del 8 de julio por el que se concede esta distinción, la máxima que concede el Gobierno gallego en 37 años, al dispositivo de la campaña de vacunación. A continuación, los asistentes volvieron a ponerse en pie para aplaudir a los galardonados.

Tras proyectar un vídeo del trabajo realizado durante estos meses y de los beneficios de las vacunas, el rey Felipe VI, acompañado de Pedro Sánchez y de Alberto Núñez Feijoo, fue el encargado de entregar la placa y el diploma a los portavoces del colectivo, que recogió Yolanda Moares, representante del colectivo de enfermería. Tras la foto de grupo fue la propia Moares la encargada de intervenir en nombre de todos sus compañeros, que acudieron con sus uniformes de trabajo.

Moares comenzó asegurando que «é para min unha honra estar hoxe aquí, un sentimento que transmito de parte de todas as persoas que represento», al entender este reconocimiento como, «un acto de agarimo e gratitude, porque nós tamén temos este afecto».

Moares recordó «o inicio da campaña de vacinación na residencia Porta do Camiño, a preparación previa e a primeira vacina que, cunha compañeira, tivemos a honra de administrar. Lembro a simpatía de Nieves, a primeira vacinada»«Aquel 27 de decembro sentín, como todos os meus compañeiros, que todo comezaba a cambiar, a alegría de empezar a volver á normalidade. Todo mezclábase coa sensación de que era o inicio do fin», insistió.

Esta joven enfermera recordó «os quilómetros percorridos, os aplausos de benvida, as bágoas pola chegada das vacinas e as de tristeza polos que non lles chegou a tempo. Todo isto fará que esta campaña perdure sempre na nosa memoria».

Finalmente Yolanda recordó a todos los profesionales que participan en el dispositivo, y a los compañeros que los sustituyeron para que ellos pudiesen dedicarse a la vacunación: «Esta medalla é tan súa como nosa».

Moares hizo una última mención a las enfermeras: «Quero reivindicar o orgullo da enfermería. Teño a honra de ser especialista en enfermería familiar e comunitaria, estamos chamadas a máis, a dar un paso máis». Este colectivo fue la cara más visible de la vacunación: «Estivemos á altura neste reto e podémolo estar en calquera outro. Hoxe podemos sentir orgullo». El gallego, aseguró, es un pueblo solidario y agradecido. Moares terminó dando las gracias a todos por su generosidad.

El presidente de la Xunta tuvo un recuerdo para las casi 2.500 víctimas gallegas de la pandemia y subrayó los avances en la vacunación, con más del 95 % de los mayores de 40 años inmunizados. Feijoo aseguró que el proceso «ha sido un logro colectivo, ejemplo de lo que somos capaces si trabajamos unidos». Aludió también a la primera vacunada, Nieves, usuaria de la residencia Porta do Camiño, que estuvo presente en el acto, y a quien se acercaron a saludar al terminar la ceremonia Felipe VI, Pedro Sánchez y el presidente de la Xunta.

Tras cambiarse al gallego, Feijoo agradeció el trabajo de jefe de Estado a Felipe VI, y mostró su absoluta defensa de la Constitución. Tras recordar que Galicia celebra los 40 años del Estatuto de Autonomía, insistió en que «fronte a aqueles que practican a exclusión, cremos firmemente na concordia, no diálogo e na inclusión, dende o cerne mesmo do noso carácter».

Tal día como hoy el presidente de la Xunta no podía olvidar el Camino de Santiago, «o reflexo dese desexo por acumular formas de ser e de pensar diversas». También agradeció los compromisos adquiridos previamente en la reunión del Real Patronato, y reivindicó la necesidad de vacunas para poder completar cuanto antes la inmunización de toda la población.

Núñez Feijoo finalizó agradeciendo al rey su presencia «como el mejor embajador del Camino de Santiago». Es la primera vez en las 37 medallas de Galicia, concluyó Feijoo, que son presididas por el jefe del Estado y el presidente del Gobierno.

«Como pueblo acogedor y agradecido que somos, los gallegos les recibirán a todos con los brazos abiertos», concluyó.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, fue el encargado de cerrar el acto, y lo hizo con anuncios para Galicia. Tras citar y parafrasear a Rosalía de Castro, alabó el papel de la ciudad de Santiago como fin del Camino y ejemplo de patrimonio material e inmaterial. En la promoción internacional del mismo, insistió, «debemos trabajar unidos, la colaboración institucional ente administraciones de distinto signo es posible y los resultados son extraordinarios».

Sánchez no olvidó la pandemia, no olvidó mostrar su orgullo por el ritmo de vacunación y por el valor incalculable del sistema sanitario. Se refirió a Yolanda Moares, «que estaba haciendo historia cuando administró la primera vacuna en Galicia» y señaló que la vacunación, como el Camino, es un ejemplo de la solidaridad, «y solo saldremos de esto si salimos unidos».

El presidente del Gobierno finalizó recordando su compromiso con Galicia con dos hitos históricos, la llegada del AVE a la comunidad este año y la rebaja histórica de los peajes de la AP-9, que se materializarán ya la semana que viene.