#

Qué ver en Galicia: Planes para un día de lluvia

Rebeca Cordobés

VEN A GALICIA

Termas de Ourense.
Termas de Ourense. MIGUEL VILLAR

¿Llueve? No dejes que eso estropee tus vacaciones. Hay alternativas de ocio para todos los gustos. Desde visitar un castillo hasta hacer queso en una granja

28 jul 2021 . Actualizado a las 21:46 h.

Verano a veces no es sinónimo de sol y playa. Aunque el buen tiempo suele acompañar a estos meses, es difícil librarse de alguna jornada pasada por agua. ¿Cómo si no se iba a mantener ese verde que enamora a autóctonos y turistas? Pero eso no es excusa para quedarse en casa. «Se chove, que chova», decía un eslogan publicitario. Y es que si cada vez que caen «catro gotas» se cancelasen todos los planes, Netflix colapsaría. Visitar un castillo, patear el casco histórico de cualquier ciudad o intentar descifrar los enigmas de una escape room son algunas alternativas para hacer en Galicia en días de lluvia.

Visitar el Castillo de Vimianzo

Castillo de Vimianzo.
Castillo de Vimianzo. JOSE MANUEL CASAL

La lluvia sirve como excusa para hacer un plan cultural. Galicia cuenta con numerosas muestras de patrimonio histórico. Castros celtas, termas romanas, edificios modernistas... Si hay una época que fascina a pequeños y mayores es la Edad Media. Basta con acercarse a la estantería o buscar en cualquier plataforma de «streaming» para comprobar lo recurrentes que son esos relatos de caballeros, reyes y batallas. Por eso, visitar una fortaleza suele ser un buen plan. El Castillo de Vimianzo cuenta con el añadido de estar «vivo». Varios artesanos trabajan entre sus muros de piedra para mostrar antiguos oficios.

Pasear por Betanzos y probar su tortilla

Casco histórico de Betanzos.
Casco histórico de Betanzos. XOSE CASTRO

Tampoco hace falta entrar a un castillo para viajar al pasado. Basta con pasear por las callejuelas estrechas y empedradas de cualquier casco antiguo. El de Betanzos es conocido por la feria medieval que acogía en tiempos anteriores al covid. Y es que la villa, vinculada históricamente a la casa de los Andrade, fue una gran potencia en el pasado: llegó a ser capital de una de las siete provincias del Reino de Galicia. No tienes más que coger un paraguas y patear sus calles para comprobarlo. Y, ya de paso, entrar a alguno de sus restaurantes para probar su famosa tortilla.

Cata de Albariño en Cambados

Copa de vino Albariño.
Copa de vino Albariño. MONICA IRAGO

Si continuamos con la ruta de productos típicos, no todo va a ser comer. La comunidad cuenta con varias denominaciones de origen protegidas también en el apartado de bebida de las cartas. Una de ellas es la D. O. Rías Baixas. Sí, hablamos del famoso Albariño que se produce en los municipios arousanos. Cambados le dedica incluso una fiesta anual. Aunque estaba programada para este fin de semana, la pandemia ha vuelto a hacer de las suyas. Pero que no haya casetas este verano no significa que la localidad se haya quedado sin su producto estrella. Se puede catar en sus bodegas y restaurantes.

Granja de la Casa do Queixo, en Sobrado

Casa do Queixo, en Sobrado.
Casa do Queixo, en Sobrado. FUCO REI

La cata de vinos no es un plan apto para menores. Si buscas una alternativa para hacer con niños, una granja escuela puede ser la solución. La que hay en la Casa do Queixo de Sobrado muestra a los pequeños cómo es la vida en la aldea. Desde el cuidado de los animales hasta los secretos de la agricultura, pasando por el uso de las herramientas o el proceso de la lana. Además, ofrece packs de actividades que incluyen rutas, visitas al pasado rural de Galicia y talleres como el trabajo en una huerta ecológica, la cocina con verduras y hortalizas o la elaboración de productos como queso, pan o chorizo.

Termas de Ourense

Termas de Outariz, en Ourense.
Termas de Outariz, en Ourense. MIGUEL VILLAR

Los días lluviosos también son una buena excusa para bajar una marcha y tomarse una jornada de relax. Y que mejor forma que con un baño en las aguas termales de Ourense. No hace falta ir a un balneario, ya que se pueden encontrar piscinas públicas y privadas en el exterior. Escuchar y sentir las gotas de lluvia mientras disfrutas del calor de las termas a orillas del río Miño es un plan infalible para desconectar y olvidarte del mundo por un día.

Escape room en la Ribeira Sacra

Una escape room.
Una escape room. internet

Si prefieres algo de actividad, al menos mental, una escape room puede ser el plan adecuado. Descifrar los enigmas de este juego es una buena idea para pasar una tarde entretenida con amigos. De entre las opciones que existen a lo largo y ancho de la comunidad, hay una que marca la diferencia por estar ubicada en una casa rural de la Ribeira Sacra. Bajo el nombre de La Búsqueda, propone a los participantes el reto de encontrar el Santo Grial y escapar de la cripta donde están encerrados. Lo positivo de no lograr salir es que, al menos, no te mojará la lluvia.