Martín Fiz completa la ruta xacobea y abre Camino al deporte sostenible

Rebeca Cordobés

VEN A GALICIA

Martín Fiz y Gómez Noya llegan al Obradoiro tras completar la última etapa del Camino de Santiago.
Martín Fiz y Gómez Noya llegan al Obradoiro tras completar la última etapa del Camino de Santiago.

El atleta hizo cinco etapas corriendo desde Sarria para promocionar el lanzamiento del Sello de Evento Deportivo Sostenible, una alianza que firmaron Banco Santander y el Comité Olímpico Español frente a la Catedral de Santiago

25 sep 2021 . Actualizado a las 21:35 h.

Quienes estuvieron esta mañana en la plaza del Obradoiro pudieron ver una imagen que dejó indiferente a pocos. El campeón mundial de maratón, Martín Fiz, posaba «feliz» con su Compostela. Rodeado de una marea roja formada por deportistas y empleados del Banco Santander, celebraba no solo haber completado la ruta xacobea desde Sarria, de donde salió corriendo el martes, sino el lanzamiento del Sello de Evento Deportivo Sostenible. Una alianza firmada por la entidad bancaria y el Comité Olímpico Español, encabezado por su presidente, Alejandro Blanco, ante la mirada de la Catedral.

Como no podía ser de otra forma en año Xacobeo, el evento elegido para promocionar el Sello fue el Camino de Santiago Sostenible. Un reto en el que Martín Fiz actuó como embajador. El atleta obtuvo su Compostela tras correr los últimos 115 kilómetros del Camino Francés. Cinco etapas a golpe de media maratón. «Después de haber ganado campeonatos del mundo, y ahora que estamos en otra dimensión, conseguir la Compostelana ha sido la recompensa a lo hecho y que particularmente a mí me hace mucha ilusión», dijo a su llegada al Obradoiro.

Pero Fiz, que se dio un auténtico baño de masas al cruzar el arco de piedra que separa Azabachería del Obradoiro, no corrió solo. Tras contar con la compañía del también maratoniano Abel López durante las primeras etapas, llegó a Santiago con el medallista olímpico Javier Gómez Noya. El triatleta se unió en la última etapa junto a un grupo de corredores formado por empleados del Santander y deportistas.

El grupo de corredores arranca la etapa en Arca do Pino.
El grupo de corredores arranca la etapa en Arca do Pino.

Con salida de Arca do Pino, encararon los últimos 20 kilómetros de Camino entre grupos de peregrinos que no dudaban en animar a los atletas. Hubo incluso alguno que se unió durante unos metros, con la mochila a la espalada y el bastón en la mano, para poder contar que corrió junto a dos figuras del deporte español. Y es que ni uno ni otro pasaron desapercibidos. Cada parada técnica era toda una sesión de fotos.

«Los verdaderos protagonistas del Camino son los peregrinos que van andando, que les cuesta, que hacen un esfuerzo y que, además, nos han venido animando a nuestro paso como una gran hermandad», aseguró Martín Fiz. Lo cierto es que el recorrido estuvo acompañado por una banda sonora de gritos y aplausos, incluso de quienes no conocían a los atletas. Y es que no todos los días se ve a una veintena de personas corriendo tras las flechas amarillas.

Para la mayoría de los corredores era su primera etapa y para muchos su primer Camino. Es el caso de uno de los trabajadores del Santander que, sobre una bicicleta, comentaba lo mucho que le gustaba el recorrido y lo bien que venía para romper con la rutina. Lleva poco más de un año en Santiago y, con la pandemia, aún no ha podido hacer la ruta xacobea. Una espina que quiere sacarse lo antes posible. «También haré este tramo más de una vez», decía.

El grupo de corredores y el que realizó la marcha desde Monte do Gozo tras encontrarse en el Obradoiro.
El grupo de corredores y el que realizó la marcha desde Monte do Gozo tras encontrarse en el Obradoiro.

También fue el primer Camino de Gómez Noya: «Al final, entre entrenamientos e ir de un lado para otro, nunca he tenido tiempo para pillar unos días y poder hacerlo». Sobre la posibilidad de hacer la ruta completa en el futuro, dice que le gustaría. «No sé si corriendo, en bici, desde más lejos... La verdad es que esta última parte, que es la que conozco, está muy bien, es muy bonita, y seguro que empezando desde más atrás es una buena experiencia», comentaba nada más entrar en la zona urbana de Santiago.

El triatleta acababa de dejar atrás uno de esos tramos tramos de Camino rodeado de naturaleza. Un sendero de tierra abrigado por los árboles que daban sombra a las decenas de peregrinos que se dirigían esta mañana a la capital gallega. Y es que puede que el otoño ya comience a cambiar los tonos del paisaje, pero la ruta xacobea aún mantiene su tirón. Una experiencia a la que Gómez Noya no dudó en apuntarse «por acompañar a Martín y a la gente del Santander, por pasar un buen día y hacer un entrenamiento».

Lo que para la mayoría es un reto, para los atletas es parte de su rutina. «Martín aprovecha para entrenar y aprieta bastante», bromeaba Noya. Pero lo cierto es que Fiz se tomó la ruta casi como una preparación para el maratón de Nueva York. «Creo que estas cinco etapas me han venido bien para encontrarme conmigo mismo en lo que va a ser el día 17 de noviembre. Ahí va a ser la lucha contra el crono. Es olor a cremas antiinflamatorias. Aquí se respira felicidad. En cada peregrino hay una historia totalmente diferente», dijo a su llegada a Santiago.

Martín Fiz con su Cospostela frente a la Catedral.
Martín Fiz con su Cospostela frente a la Catedral.

Allí lo esperaban, entre otros, José María, uno de los empleados del Santander que les siguió el ritmo de entrenamiento desde Sarria a Triacastela. «Tuvieron mucha consideración», contaba entre risas. Para él correr esa primera etapa fue una gran experiencia: «Tanto Martín Fiz como Abel Antón son ídolos desde pequeño y compartir un día con ellos y promocionar el Camino de una manera sostenible fue maravilloso».

José María participó también en la marcha paralela que arrancó esta mañana de Monte do Gozo. Un grupo de empleados de la entidad bancaria caminó los últimos cinco kilómetros de la ruta encabezados por el presidente del COE, Alejandro Blanco, y los medallistas olímpicos David Cal y Begoña Fernández.

Alejandro Blanco declaró que “del uno al diez no tengo números. Estamos encantados. Gracias por el apoyo del Banco de Santander. Este es un proyecto maravilloso para la creación y el desarrollo del sello sostenible y somos el primer Comité Olímpico en el mundo que lo tenemos y haber hecho este camino con el Santander y deportistas de renombre le da un plus».

El piragüista David Cal y la jugadora de balonmano Begoña Fernández.
El piragüista David Cal y la jugadora de balonmano Begoña Fernández.

Martín Fiz se suscribió al mensaje: «Aquí lo importante no era ganar sino venir y dar visibilidad a un proyecto que quiere contribuir a hacer un mundo más sostenible porque de lo que se trata es de defender el futuro de nuestros hijos en el mundo». «Es importante que seamos conscientes de que hay que respetar el medioambiente y trabajar por futuro sostenible para seguir disfrutando de paisajes como los del Camino de Santiago», añadió Gómez Noya.

En ese sentido, Martín Fiz destacó «lo responsables que son los peregrinos con el entorno natural. No hemos encontrado residuos por el Camino. Eso quiere decir que la sociedad es cada vez más sostenible y más respetuosa con el entorno biológico». El atleta se mostró emocionado al llegar a Santiago: «Te crees que vas a estar solo y no lo hemos estado en ningún momento. Hemos conocido muchísima gente, nos hemos encontrado con el Obradoiro lleno y creo que el escenario es increíble».

Sello de Evento Deportivo Sostenible

David Cal, Begoña Fernández, Martín Fiz, Gómez Noya y Alejandro Blanco junto a varios representantes del Banco Santander con el Sello de Evento Deportivo Sostenible.
David Cal, Begoña Fernández, Martín Fiz, Gómez Noya y Alejandro Blanco junto a varios representantes del Banco Santander con el Sello de Evento Deportivo Sostenible.

Los peregrinos y turistas que pasaron esta mañana por el Obradoiro, que no eran pocos, pues la plaza vivía uno de esos días de llegadas masivas, pudieron presenciar la firma del acuerdo entre el COE y el Banco Santander. Con el lanzamiento del Sello de Evento Deportivo Sostenible pretenden asumir la responsabilidad de las competiciones con el medio ambiente y convertirlas en referentes a nivel mundial. En ese sentido, en cada etapa del Camino se llevaron a cabo acciones como plantar árboles, recoger residuos o visitar centros de reciclado.