Cinco caminos para perseguir el otoño en la Costa da Morte

Patricia Blanco
P. Blanco CARBALLO / LA VOZ

VEN A GALICIA

TESOROS A PIE DE CASA | El paisaje y sus colores mutan. Es la estación más propicia a la contemplación

03 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Pasadas las galeras del invierno, la explosión de la primavera y el disfrute del verano, llega el otoño, una estación que bien podría dedicarse a la contemplación. Ya días antes de que la temporada empezase oficialmente, sobre el calendario, avanzaban las hojas tonos ocres, un nuevo tiempo. Se veía bien en la zona verde del parque empresarial de Bértoa, en Carballo. Si el estío trae mil y un planes para la Costa da Morte, al menos cinco bien pueden proponerse para esta nueva temporada:

PAISAJES

Ríos, carballeiras, estampas agrarias. Casi cualquier entorno fluvial de la comarca se presta bien para ir apreciando los nuevos colores. En Carballo, una buena opción es el Paseo do Anllóns, pero también lo es Gabenlle en A Laracha, accesible a todas las edades con un pasarela de madera (hay que tener tino con la superficie, claro, sobre todo tras las lluvias). La Carballeira de Baio, la de Zas, o también la de Berdeogas, en Dumbría, son espectaculares refugios para este tiempo. Incluso bastaría solo con unirse por un momento a la filosofía slow y, cuando se conduce por el rural, detener el coche y observar las escenas agrarias. El maíz, mismamente. Hay estampas de lo más instragrameables.

ANA GARCIA

EL AGUA

Rutas. La Costa da Morte es una comarca plena de rutas, pero al hilo de esta nueva estación aquellas que tienen como protagonismo el agua pueden ser una muy buena opción. Es el caso de la así mismo denominada, Ruta da Auga, en Zas, homologada. O de la Ruta das Férvedas, en Carballo: las cascadas de San Paio, en Entrecruces, y de Rus seguramente brindan ya una muy buena imagen. Otra opción, y además reciente en señalización y adecuación, es el itinerario vimiancés Fervenzas e Muíños do Río Cambeda, uno de esos secretos gallegos, casi cuatro kilómetros de paisajes incluidos en una ruta más amplia, Os segredos do Val de Vimianzo, pero con entidad propia.

Basilio Bello

El litoral. Con el otoño suelen llegar los primeros temporales costeros. Ayer mismo había actividad una alerta naranja en el litoral de la provincia. Disfrutar visualmente la fuerza del Atlántico, con cautela y seguridad, es una buena propuesta para este nuevo tiempo.

Micología

Los frutos de la tierra. La afición a la micología ha ganado muchísimo peso en la Costa da Morte en los últimos años. Son diversas las entidades que organizan salidas de este tipo, para conocer e incluso degustar las setas que brinda la comarca. Conviene ir con cuidado, ser prudente, y una buena opción es hacerlo de manos de asociaciones tan históricas como la de Pan de Raposo, con jornadas previstas para los días 6 y 7 de noviembre, en Cee.

ANA GARCIA

Gastronomía

Las castañas, indispensables. Maduran los higos, en las cocinas reinan las calabazas, las huertas recompensan el trabajo y las vides mutan y dan fruto. Pero, junto con los cogumelos, el reinado absoluto (sin entrar en el sector del mar) es el de las castañas. Triunfan asadas.

ANA GARCIA