Patrocinado por

El ritmo de reservas en los puentes augura un buen otoño turístico en la provincia de Pontevedra

m. gago / s. gonzález PONTEVEDRA / LA VOZ

VEN A GALICIA

La oferta turística de otoño en la comarca incluye visitas a bodegas como esta en Mar de Frades, en Meis
La oferta turística de otoño en la comarca incluye visitas a bodegas como esta en Mar de Frades, en Meis Martina Miser

Los clientes se apuntan a fines de semana de octubre y noviembre, el Pilar y Difuntos

04 oct 2021 . Actualizado a las 10:23 h.

El verano acabó, pero no el interés de los turistas por la provincia de Pontevedra en otoño. El ritmo de reservas que están registrando establecimientos hoteleros y viviendas de uso turístico anticipa que esta recta final del año dejará buen recuerdo sobre todo si se compara con el 2020. Está por ver si la recuperación es suficiente como para equipararse con antes de la pandemia. Ese reto parecía difícil en cuanto al verano pero en los dos destinos turísticos que analiza el Instituto Nacional de Estadística (INE) en O Salnés -Sanxenxo y O Grove- las cifras estuvieron muy parejas en el número de españoles entre la temporada alta del 2019 y este año.

O Grove impulsa las Xornadas Marisqueiras tras la cancelación de la Festa do Marisco

En O Grove, la Festa do Marisco debería haber encendido ya sus fogones para prolongar la temporada turística hasta bien entrado el otoño. Huérfano de este referente gastronómico por los rigores de la pandemia, el municipio arousano ha conseguido, junto a su asociación de empresarios, Emgrobes, y el apoyo de Diputación y Xunta, vestir un programa cultural bajo el manto de unas Xornadas Marisqueiras en las que el mejor producto de la ría podrá degustarse en bares, restaurantes y hoteles.

La actuación central tendrá lugar el día 11, a cargo de Sés. Por su parte, la hostelería ha reaccionado para ofrecer sinergias entre hoteles, restaurantes y todo tipo de servicios, de forma que los visitantes encuentren una amplia oferta complementaria. Su intención es repetir este esfuerzo en los puentes de diciembre. De hecho, se está ultimando el programa de unas Xornadas da Centola, que tendrán lugar en la localidad meca del 8 de noviembre al 12 de diciembre.

La Festa do Marisco es uno de los grandes referentes del otoño en la provincia de Pontevedra. Su anulación por segundo año consecutivo ha adelantado el cierre de bastantes establecimientos hoteleros que, en circunstancias normales, esperaría a su clausura para poner el fin a la temporada alta. Ahora se confía en que la mejoría de los datos de la pandemia se consoliden, que no haya una sexta ola y que, de esta forma, el 2022 se convierta en el año del regreso a la normalidad, al menos desde el punto de vista turístico.

El 12 de octubre es el primer gran puente de este otoño y en Sanxenxo, capital turística de las Rías Baixas, los hoteles que permanecen abiertos estarán prácticamente llenos. El puente del 1 de noviembre también está empezando a registrar reservas. Para diciembre en el sector señalan que hay más interés por Fin de Año que por el puente de la Constitución. Eso sí, dan prácticamente por seguro que ambas fechas si no se llenan estarán muy cerca.

El grueso de las peticiones son del mercado nacional: Galicia, Asturias y Castilla y León. Empiezan a repuntar las consultas de portugueses, pero aún es pronto para saber qué dimensión tendrán los visitantes foráneos en otoño. Los españoles reservan sobre todo en los puentes y los fines de semana de octubre y noviembre, según indican hoteleros sanxenxinos y la asociación Aviturga. El desplome de la llegada de extranjeros pone la nota negativa en el turismo rural. La asociación Agarimo que reúne a 70 establecimientos de este ámbito en la provincia no es optimista y mira ya al 2022.

Por su parte, los Concellos planifican actividades culturales, gastronómicas y deportivas que sirvan de imán a la gente. La reactivación de los congresos -en Sanxenxo este fin de semana se celebraron dos del ámbito médico- también implica la recuperación de un segmento de público, que les aporta prestigio.

Salvo que la pandemia dé un vuelco a la situación sanitaria actual, la baja incidencia del covid en las comarcas más turísticas como O Salnés, O Morrazo y Pontevedra permiten al sector afrontar con optimismo el final del 2021. También se siguen con interés las decisiones que adopten el Gobierno central y la Xunta cara Fin de Año, una fecha que está cobrando cada vez más presencia en el calendario del sector en la provincia, y especialmente en Sanxenxo y su entorno.

Si este año es posible la celebración de fiestas, se espera el lleno en muchos hoteles y que haya más alojamientos abiertos porque se incrementaría el margen de rentabilidad. Con esta perspectiva de complementar el atractivo de su municipio para los turistas, Sanxenxo ha anunciado el aumento de su partida para la iluminación navideña y la ampliación de los motivos que decorarán las calles.