Las rutas fluviales también dejan atrás las restricciones sanitarias

Carlos Cortés
Carlos Cortés MONFORTE / LA VOZ

VEN A GALICIA

Pasajeros a la espera de subir a uno de los barcos de la Diputación este verano en el cañón del Sil
Pasajeros a la espera de subir a uno de los barcos de la Diputación este verano en el cañón del Sil CARLOS CORTÉS

Los barcos turísticos del Sil y el Miño pueden navegar ya al 90% de su capacidad

09 oct 2021 . Actualizado a las 20:30 h.

No es la normalidad, pero empieza a parecérsele. Después de un verano marcado por la vuelta del turismo masivo a pesar de las restricciones, el sector turístico de la Ribeira Sacra encara el otoño con menos limitaciones. Se nota ya este largo fin de semana en las terrazas y en los comedores de los restaurantes. Y también en las rutas fluviales, uno de los símbolos detrás del crecimiento de este territorio como destino turístico, que de aquí a final de año funcionarán con los barcos casi llenos.

Lo anunciaron ayer en la Diputación de Lugo, la entidad que sostiene una ruta en el cañón del Sil y otra en el embalse de Os Peares, en el río Miño. La cancelación de la mayoría de las restricciones que estaban en vigor desde el estallido de la pandemia, permitirá que estos barcos naveguen al 90% de su capacidad. Todavía no es el 100%, pero las nuevas normas mejoran mucho la capacidad de un servicio que llegó a estar limitado al 50% de su aforo posible.

Salvo cambios inesperados, este nuevo límite del 90% seguirá en vigor durante lo que les queda a estos barcos de campaña hasta el cierre inverna. Cuando a principios de año anunciaron que el servicio se reanudaría en marzo, los responsables del área de Turismo de la Diputación anunciaron que sus embarcaciones seguirían haciendo viajes hasta el puente de principios de diciembre.

La diputada del área de Turismo, Pilar García Porto, anunció ayer que el aumento de los aforos está en vigor desde ayer mismo. Las nuevas normas aprobadas por la Xunta y publicadas esta semana en el Diario Oficial de Galicia, recordó Pilar García Porto, incrementan en una cuarta parte la capacidad de transporte de los barcos con respecto a las medidas que se aplicaron en las últimas semanas. En la Diputación subrayan que el incremento de la capacidad de los barcos ayudará a «aumentar o efecto multiplicador que este servizo turístico ten na economía da Ribeira Sacra, sobre todo na hostalería e no comercio».

Distancias y limpieza

En cualquier caso, el resto de las medidas de prevención de contagios que afecta a este tipo de servicios siguen vigentes. Los pasajeros tienen que llevar mascarilla y deben procurar guardar distancias entre ellos, y los responsables de los viajes están obligados a desinfectar las embarcaciones y a evitar que se produzcan aglomeraciones en los embarcaderos durante las llegadas y salidas.

tres posibilidades

Página web

reservas.rutasembalses.es

Correo electrónico

catamaranes.turismo@deputacionlugo.org

Teléfono

982.260.196

Precios

Dos tarifas

El billete normal cuesta 9 euros. Hay una tarifa de 4 euros para viajes en grupo

calendario

Horario de viajes

El calendario de funcionamiento y las frecuencias de las rutas fluviales cambian en función de la época del año. En este momento, en el embarcadero Ponte do Sil, el que cubre la ruta del cañón, están en servicio de miércoles a domingo y con dos viajes al día. En el embarcadero de Belesar, en el embalse de Os Peares, hay menos frecuencias. Están operativas durante los fines de semana

Más meses que habitualmente y cinco posibilidades

Las rutas fluviales de la Diputación en la Ribeira Sacra abrieron este año antes de lo que venía siendo habitual en las últimas temporadas. En vez de aprovechar el inicio de la Semana Santa, la Diputación de Lugo decidió poner a navegar sus embarcaciones en el Sil y el Miño en el mes de marzo. Sin embargo, no fue hasta junio que el conjunto de las rutas fluviales estuvieron en servicio. La Diputación de Lugo es la única entidad que ofrece recorridos turísticos por el Sil y por el Miño, pero hay otras empresas e instituciones que también disponen de embarcaciones en el cañón del Sil. Se trata de la bodega Algueira, las empresas Siltrip y Sacra Activa y de la Diputación de Ourense.

El 61% de los 26.000 viajeros de este año embarcaron en verano

El recuento que llevan en la Diputación apunta que en lo que va de año los barcos turísticos que gestiona este organismo oficial en el Sil y en el Miño han movido en lo que va de año a más de 26.000 personas. Los viajes estuvieron disponibles ya en el mes de marzo, pero el verano es el período en el que tienen más demanda. Aproximadamente, 16.000 de estos pasajeros embarcaron durante los meses de verano, lo que supone un 61% del tráfico total hasta este momento del año. Los viajes seguirán durante todo este mes, el de noviembre y hasta principios de diciembre. En principio, los últimos serán en el puente de principios de diciembre.