Patrocinado por

¿Cómo de rentable es invertir en un negocio en el Camino de Santiago en la provincia de Lugo?

Uxía Carrera Fernández
UXÍA CARRERA LUGO / LA VOZ

VEN A GALICIA · Exclusivo suscriptores

Cada año abren alojamientos nuevos; en Sarria, la última fue Casa Solance, en la Rúa Maior
Cada año abren alojamientos nuevos; en Sarria, la última fue Casa Solance, en la Rúa Maior Carlos Castro

El mercado inmobiliario ligado a la ruta jacobea siempre está activo: «No hay nada que no se venda»

22 nov 2021 . Actualizado a las 11:25 h.

Cuando llegó la pandemia, sucedió lo jamás pensado para el Camino de Santiago: quedarse sin peregrinos. A pesar de esta situación inédita, muchos albergueros y técnicos estaban seguros de que el Camino volvería igual o con más fuerza. Y este año Xacobeo se volvió a masificar el itinerario e incluso se está alargando la temporada. Su indudable éxito hace que el mercado inmobiliario que gira entorno al Camino siempre esté activo. Por ejemplo, en Portomarín se abrieron tres hoteles y cinco pensiones de media en los últimos cuatro años. La demanda y la oferta no cesan, pero ¿cómo es invertir en la ruta jacobea?

RENTABILIDAD

La gerente de la inmobiliaria lucense Galician Country Homes, Rosi Costoya, que tiene ofertas de negocios en el Camino, pese a que la mayoría se venden de manera particular, es clara: «No hay nada en el Camino que no se venda y todos son productivos». Al consultar a albergueros que venden sus negocios destacan que es un trabajo «que quema» y que lo hacen por motivos personales, pero no por pérdidas, ya que las reservas fueron constantes incluso en pandemia.

PRECIOS

Abrir un negocio en el Camino requiere una gran inversión inicial porque los inmuebles se revalorizan cada vez más. Hay dos tipos de construcciones demandadas, los propios albergues que ya están en funcionamiento o las viviendas para convertir en negocio, ubicadas en la propia ruta. Los primeros de ellos tienen el coste más alto, que parten desde los 400.000 euros. Por ejemplo, el albergue Paloma y Leña, en San Mamede do Camiño, en Sarria, se vende por 450.00 euros o, en Barbadelo, se vende otro por 550.00 euros. Las ofertas pueden ascender hasta 750.000 euros, como el albergue Bo Camiño en Palas de Rei. En el caso de las viviendas a restaurar, rondan los 90.000 euros, como una casa en el centro de Samos u otra en el Campo da Feira de Sarria. En Barbadelo, en el Camino Francés, se vende una vivienda también para restaurar como negocio por 80.000 euros.

COMPRA O ALQUILER

Algunos albergueros no pudieron dar el paso de adquirir el inmueble y trabajan de alquiler, lo que supone una inversión mucho más económica, aunque la oferta es escasa. Los inmuebles disponibles son casas que se tienen que acondicionar. Por ejemplo, en Baralla se alquila una casa en la Via Künig ideal para negocio por 700 euros al mes, o en Palas de Rei, en Augas Santas, en el Camino Primitivo, se oferta una casa por 400 euros al mes.

AMORTIZACIÓN

El tiempo que se tarda en recuperar la inversión inicial depende de si el negocio abierto es dedicación exclusiva o adicional. Si la dedicación es total, puede recuperarse en unos cinco años. La inversión es alta, la amortización lenta, pero la rentabilidad es segura.

UBICACIÓN

Todas las paradas del Camino tienen peregrinos e incluso hay numerosos negocios ubicados a varios de kilómetros de la propia ruta. La rentabilidad no cambia, pero sí el tiempo que pueden funcionar. De noviembre a marzo, los caminantes disminuyen y se concentran en los núcleos más grandes, por lo que los negocios en puntos intermedios no resultan rentables durante cinco meses.

SUBVENCIONES

Cuando se empezó a promocionar el Xacobeo las ayudas económicas eran numerosas y flexibles, sin embargo, con la cantidad de demanda que hay actualmente no siempre se consiguen subvenciones ni son cuantiosas. Se puede optar al programa «Vivendas no Camiño», del Instituto Galego da Vivenda e Solo para rehabilitar u optimizar inmuebles en el Camino de Santiago, pero esta iniciativa tiene pautas muy limitadas. «Echando cálculos y siendo hábil se puede hacer un negocio igual de bien sin ayudas», afirma Costoya.

El último negocio en abrir en Sarria: «Fue un proceso duro porque no tuvimos ayudas, pero el resultado es muy bueno»

El último alojamiento para peregrinos que abrió en Sarria fue Casa Solance, en la Rúa Maior. Para sus gerentes no fue un proceso fácil porque las licencias y los permisos de obra fueron complejos y, además, no consiguieron ninguna de las tres subvenciones que pidieron. «Ni la Diputación ni el Concello nos la concedieron, pero quizás también fue nuestra falta de experiencia por no estudiar bien las cláusulas», explican. Su inversión inicial fue muy alta porque restauraron una casa prácticamente en ruinas en el castro histórico de Sarria, pero «el negocio garantiza la amortización». Casa Solance es una casa rural en medio del casco histórico de Sarria, por lo que la diferenciación también es vital para triunfar. De hecho, el alojamiento ya tiene reservas para marzo del 2022.

Trabajar de alquiler: «Recuperamos a inversión inicial en cinco anos»

Rosa Pérez regenta, junto a su pareja, el restaurante Aira do Camiño en Fillobal, en de Triacastela a su paso por el Camino Francés. No adquirieron el local sino que lo tienen alquilado desde el 2010. Era una antigua taberna que reformaron completamente. «A inversión foi moitísima, pero nuns cinco anos puidemos amortizala porque o negocio funciona», explica. Pérez entiende que si hubieran adquirido el inmueble tendrían algo suyo, pero el capital necesario para comprar en el Camino es «altísimo». Ahora están cerrados hasta marzo, respecto a lo que lamenta que las temporadas «estean tan marcadas».

Manuel F. Rodríguez

Manuel F. Rodríguez: «Xa estou preparado para todo, este Xacobeo a min non me sorprende»

uxía carreira

Manuel F. Rodríguez fixo o Camiño de Santiago por primeira vez no 1976, dende Sarria, o seu pobo natal, cando peregrinar ata a estatua do apóstolo era unha cousa de moi poucos. Foi unha experiencia que lle gustou, pero tivo que esperar ao 1993 para que o Camiño lle cambiara a vida radicalmente. «Un ano de descubrimento». Así resume o seu ingreso como responsable de prensa no primeiro xacobeo ese mesmo ano. Despois do 93, pasou a ser técnico cultural e agora enfróntase ao seu quinto Xacobeo, que tamén é o quinto de toda a historia. Rodríguez leva todos estes anos divulgando e investigando sobre o Camiño, sendo partícipe e testemuña da súa transformación cara o gran público.

Seguir leyendo