Patrocinado por

La iluminación ornamental saca de la oscuridad los mejores puentes gallegos

Pablo González
pablo gonzález REDACCIÓN / LA VOZ

VEN A GALICIA

Puente de la variante de Noia
Puente de la variante de Noia DANI GESTOSO

La Xunta pretende realzar las estructuras de más valor y su próximo proyecto será el de O Pedrido. Mientras, el Gobierno medita qué hacer en Rande

09 ene 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Los puentes son a menudo hitos distintivos que, con el paso del tiempo, se han integrado en el paisaje. En Galicia especialmente, pues muchos de ellos constituyen los únicos pasos sobre las rías. En los últimos años, tanto la Xunta como algunos concellos han optado por la iluminación ornamental para realzar estas estructuras, especialmente los de más valor en el ámbito de la ingeniería o los históricos. En el caso de la Consellería de Infraestruturas y Mobilidade, la apuesta por la iluminación ornamental se enmarca en la estrategia general que siguen desde hace años para lograr una cierta integración paisajística de las infraestructuras, especialmente aquellas que con el paso del tiempo se han convertido en elementos identificativos de su entorno, buscando darles un valor añadido. Esto implica elaborar una especie de libro de estilo de las infraestructuras y la movilidad, que trata de uniformar el aspecto de las rotondas o las marquesinas en las paradas de autobús, por poner dos ejemplos.

En este contexto surge la estrategia de actuación referida a la iluminación ornamental de puentes que, aunque ya se inició en algunos casos —el puente de Noia—, cuenta con una línea presupuestaria propia en las cuentas de la Xunta para el 2022, bajo el epígrafe Posta en valor e mellora da iluminación de pontes. «Se trata de sistematizar un trabajo que en los últimos años se hizo de forma aislada en puentes más urbanos o con valor patrimonial, explican fuentes de la Consellería de Infraestruturas. Es el caso del puente da Barca, en Pontevedra, Ponte Vella de Ourense, puente Nafonso (en Noia, aún en obras) y el de Ponte Maceira.

Puente de As Correntes (Pontevedra)
Ramón Leiro

Lo interesante es que antes de iluminar se plantea que el puente esté en un buen estado de conservación, por lo que antes de acometer acciones de iluminación se desarrollan trabajos para restaurar o afianzar el paso elevado. Es lo que se está haciendo, por ejemplo, con el puente Nafonso, en Noia, donde se están realizando obras de conservación antes de iluminarlo, con un presupuesto global de 700.000 euros. En los proyectos de iluminación hay dos factores que se tienen muy en cuenta y que hay que evitar: la contaminación lumínica y una eventual afección a los ecosistemas.

Con las nuevas partidas presupuestarias previstas, la Xunta prevé acometer a partir de este año la iluminación ornamental de tres puentes: ponte Esperela, en Leiro, ponte Sampaio, en Soutomaior, y el puente de O Pedrido, en la desembocadura de la ría de Betanzos. Los tres proyectos están en redacción. Mientras, el Gobierno central se piensa las propuestas presentadas para iluminar el puente de Rande, una idea que se ha aparcado pero que puede volver a retomarse.

El puente de O Pedrido, durante las obras realizadas para su conservación
Delgado

El puente de O Pedrido merece capítulo aparte, pues es una de las estructuras emblemáticas de la ingeniería civil en Galicia. Fue construido entre los años 1939 y 1943, aunque las primeras obras se iniciaron en los años veinte con la idea de construir un arco metálico central, pero se vieron interrumpidas por la Guerra Civil. Con su inauguración terminó el largo rodeo por Betanzos o el uso de barcazas para cruzar la ría. Para realizarlo se siguió el proyecto del ingeniero César Villalba Granda, aunque el gran arco central para facilitar la navegación fue obra del prestigioso Eduardo Torroja Miret, abuelo de Ana Torroja, cantante de Mecano. Destaca por el impresionante avance en el uso del hormigón armado, pues apenas ha tenido problemas estructurales. Las obras de conservación que acometió la Xunta en el 2014 fueron básicamente de acondicionamiento superficial, pero son suficientes para que se cumpla con el requisito para iniciar el proyecto de iluminación ornamental.

Una de las propuestas de iluminación para el puente de Rande
SETGA

El proyecto ya lo está redactando la empresa EIC Durán, responsable de la iluminación del puente Romano de Ourense o del nuevo de Os Peares, y puede estar listo en este primer trimestre. «Se buscará dotar la infraestructura de una iluminación que contribuya a ponerlo en valor como símbolo de la ría de Betanzos, teniendo en cuenta que transcurre paralelo a la AP-9 en ese tramo. Si se considerase necesaria alguna intervención menor de conservación, se incluiría en el proyecto», explican fuentes de la consellería.

Algunas de las estructuras más altas de Galicia

Viaductos que ganan en vértigo al de Génova

pablo gonzález

Hay conductores que se encogen en el asiento cuando pasan por uno de las decenas de viaductos de gran altura que se suceden por las autovías gallegas y más allá, si por ejemplo se sigue el curso de la autovía del Cantábrico por Asturias. Pero en las obras ferroviarias de alta velocidad también se ha apostado por las alturas, precisamente por los exigentes parámetros de calidad que demandan los trenes rápidos. Las exigencias medioambientales también favorecen la apuesta por este tipo de estructuras, pues se reduce el impacto en valles de alto valor ecológico y, también, los movimientos de tierras.

Seguir leyendo