Patrocinado por

¿Puede la Unesco impedir un polígono industrial junto al Camino Primitivo?

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

VEN A GALICIA

En O Padrón, está previsto el polígono industrial de A Fonsagrada y una rotonda de acceso a la LU-530
En O Padrón, está previsto el polígono industrial de A Fonsagrada y una rotonda de acceso a la LU-530 MANUEL

Una sentencia del TSXG atribuye las competencias a la Xunta y permite que se haga el parque empresarial de A Fonsagrada

13 ene 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

¿Progreso o protección? ¿Desarrollo urbanístico o limitaciones? El eterno debate sobre las consecuencias que tiene en el paisaje y el patrimonio la ejecución de un plan de ordenación municipal se ejemplifican en A Fonsagrada, donde además hay dos condicionantes: un municipio que sufre la pérdida de población y demanda servicios para poder subsistir y, por otra parte, su vinculación con el Camino Primitivo, Patrimonio Mundial desde el 2015.

Un vecino de A Fonsagrada llevó al TSXG la aprobación del PXOM (ratificada por la Xunta y el Concello) por la calificación de parcelas de su propiedad. Pero en su exposición para pedir la nulidad, entre otras cuestiones, argumentó que la construcción del polígono industrial y una rotonda de acceso desde la LU-530 en O Padrón afectaba al Camino de Santiago, contraviniendo la Guía de Buenas Prácticas de la Xunta. Además, elevó el caso a Icomos, el organismo que elabora informes para la Unesco, por si suponía un ataque a la ruta jacobea. Los argumentos del demandante, del Concello, de la Xunta, de Icomos y, sobre todo, de la sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativa del TSXG son un ejemplo sobre quién tiene las competencias para desarrollar un plan urbanístico y sus afecciones al patrimonio. 

el demandante

Amenaza ante la Unesco. El afectado presentó en mayo del 2021 un escrito al TSXG en el que apunta que España firmó la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial, por lo que debe asumir obligaciones para defender los bienes patrimonio mundial. Afirma que los estados tienen que informar a la Unesco «de iniciar o autorizar, en una zona protegida por la Convención, obras de restauración considerables o nuevas edificaciones que pudieran modificar el Valor Universal Excepcional del bien». El demandante considera que la rotonda y el polígono de A Fonsagrada sí afectan al Camino, y, por lo tanto, «el informe es obligatorio y vinculante», ya que, afirma, «el Camino Primitivo es un bien que no pertenece ni al Ayuntamiento, ni a la Xunta ni, siquiera, al Estado… sino a toda la humanidad». Y el demandante centra la pregunta inicial de progreso o conservación: «Es innegable que el Ayuntamiento de A Fonsagrada, como tantos otros del interior, se halla sometido a un proceso de pérdida demográfica alarmante, hoy tiene menos de 3.500 habitantes. La pregunta que surge es la siguiente; para el caso de ejecutarse esa rotonda y ese parque empresarial en el Camino Primitivo, sin el informe preceptivo de su tutor, el Comité para el Patrimonio Mundial, y resulte dicha actuación incompatible con sus determinaciones. ¿Qué incidencia tendrá en la economía local que ese mismo Comité inicie un expediente para excluir el Camino Primitivo de la lista del Patrimonio Mundial, por los daños que esa actuación le puede ocasionar al Camino?».

En O Padrón, está previsto el polígono industrial de A Fonsagrada y una rotonda de acceso a la LU-530
En O Padrón, está previsto el polígono industrial de A Fonsagrada y una rotonda de acceso a la LU-530 MANUEL

el informe

Icomos advierte. A instancias del afectado, Icomos emitió un informe el 22 de diciembre, en el que afirma que hay otras zonas del municipio, ya con naves, donde sería más apropiada la construcción del polígono. Dice que «se necesita una evaluación de impacto patrimonial y ponerse en conocimiento de la Unesco». Cree que la superficie del polígono está incluida en el entorno de protección del Camino y que la rotonda en la LU-530 «afecta directamente a la traza, por lo que afectaría a su autenticidad». Eso sí, reconoce que es Patrimonio quien tiene que velar por el cumplimiento de la ley y por la protección del Camino. Icomos advierte que aunque todas las intervenciones junto a bienes patrimonio mundial tienen que regirse por las normativas, «también hay compromisos asumidos al ratificarse la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural».

las administraciones

Xunta y Concello. La Xunta expone que no se vulnera la Lei de Patrimonio porque con la rotonda no se prevé un nuevo trazado sino una «actuación puntual de acondicionamiento en el cruce de una vía ya existente y destinada solo al tráfico rodado». Niega el impacto visual que supondrá el polígono y dice que el PXOM contó con informe de Patrimonio. El Concello expone que el punto más cercano del Camino a la urbanización será de 30 metros, e insiste en que la rotonda se hará en una vía existente, «básica para la vertebración del territorio», apuntando que aunque no se hiciese el polígono, la glorieta sería necesaria. Y recuerda dos hechos que luego el TSXG tendrá muy en cuenta: el polígono forma parte de un plan sectorial de áreas empresariales que aprobó el Consello da Xunta en el 2014, y que Patrimonio velará cada paso que se haga durante las obras. 

la justicia

Una sentencia clara. El fallo judicial —de octubre y recurrido ante el Supremo— deja claro que la decisión de instalar en O Padrón el polígono «no es algo discrecional del Concello, sino que viene impuesto, de manera vinculante, por una norma de obligado cumplimiento», en referencia al plan industrial aprobado por la Xunta, «una norma no impugnada y que está en vigor», mientras que la Guía de Buenas Prácticas «no es una norma obligatoria, solo una serie de recomendaciones». Expone que lo que no se permite junto al Camino son canteras, minas, vertederos y vallas de publicidad sin carácter indicativo. Señala que la urbanización del parque más cercana al Camino será a 30 metros, y la primera construcción, a 60, «con espacios libres y zonas verdes de separación». Además, sobre la rotonda, dice que no supone una vía nueva, ya que se construirá «sobre una realidad física preexistente», limitada en extensión y que no altera el Camino Primitivo. Deja claro que jurídicamente no es posible otra ubicación del polígono, porque las otras alternativas afectarían a la seguridad vial de la villa u obligaría a construir nuevas carreteras «en una zona con gran fragilidad paisajística». 

Y en la parte final responde y reflexiona sobre todo el debate, señalando que ante algunos argumentos en contra de la rotonda por su afectación al Camino «no se podría realizar ninguna actuación de mejora de la carretera, ni siquiera para el tránsito peatonal». Además, deja claro: «La tutela del patrimonio le corresponde a la Dirección Xeral de Patrimonio cuyo informe es un trámite preceptivo», mientras que «el informe de la Unesco no es un trámite cuya omisión vicie de nulidad la tramitación del plan». La sentencia, que explicita que la Unesco puede decidir en el futuro retirar el título al Camino Primitivo, considera que «de la prueba practicada no se desprende tal grave conclusión, no existiendo indicios de ese riesgo por la mera aprobación del PXOM».

Carlos López, alcalde de A Fonsagrada
Carlos López, alcalde de A Fonsagrada MANUEL

Carlos López: «O futuro do rural non pasa só pola gandería, senón pola industria e servizos»

O alcalde da Fonsagrada, o socialista Carlos López, ten esperanzas en que o polígono sirva para axudar á creación de empresas e asentar poboación. 

—En que situación legal está agora o polígono industrial?

—O demandante presentou un recurso ante o Supremo, que terá que estudar se o admite a trámite ou non. Esperamos que en seis meses se pronunciará. Nós cremos que ante unha sentenza do TSXG tan ben fundamentada, será difícil que o Supremo admita a trámite o recurso.

—Entón, van a seguir para adiante co polígono?

—A seguridade xurídica non é total, pero hai que lembrar que o PXOM foi aprobado pola Xunta, cunha superficie do polígono acordada con Patrimonio. De momento imos en tempo, porque a Deputación encargou a redacción do proxecto para a urbanización, e contamos con que a finais de marzo o teña rematado. Todo o proceso é moi garantista, porque o proxecto ten que volver a Patrimonio para que emita informe, e tamén ir a pleno, con fase de alegacións. Por certo, espero que o resto de grupos da corporación o apoien. Máis ou menos todo coincidirá coa decisión do Supremo. Se todo vai ben, confiamos en que antes de que remate este ano se liciten as obras e ter as 15 parcelas, de mil metros cada unha, listas para o vindeiro ano. A verdade é que a demanda e o recurso retrasan un proceso, que incluso indo todo ben, xa é lento polos trámites administrativos que hai que atravesar.

—Teñen demanda de empresas para instalarse?

—Moita, porque ademais co novo PXOM, non se permiten naves de máis de 250 metros cadrados no casco urbano, co que sabemos que hai talleres, empresas de carpintería, de madeira, de distribución... que necesitan solo. Necesitamos o polígono, é primordial para o futuro da Fonsagrada. Hai que pensar que nós estamos lonxe de Lugo, polo que necesitamos servizos que si gozan nas cidades ou que os concellos cercanos, como Baleira ou Castroverde, se poden beneficiar. Se queremos que o rural sexa vivo necesitamos servizos, e o solo industrial é clave. O futuro do rural non pode pasar só pola gandería. Os concellos necesitamos industrias e servizos.

La despoblación y el envejecimiento en municipios del interior de Lugo, como Muras

Diagnóstico y soluciones para la Galicia vaciada: «Queremos vivir en y del rural»

suso varela

La Plataforma Galicia Baleira -que aglutina las Federaciones de Asociaciones Vecinales Lucus Augusti de la provincia de Lugo y Limiar de la provincia de Ourense, respectivamente; e incluida en la Plataforma España Vaciada, en concreto como colectivo número 100 de la misma- sigue su campaña de exposición de motivos para que las Administraciones muevan ficha de cara a conseguir paliar los graves déficits y la brecha económica, social y digital que viven las provincias del interior de la comunidad.

Apuntan que en el 2022, Lugo y Ourense encabezan el ránking de pérdida de habitantes en términos absolutos y porcentuales en los últimos 50 años. «En el conjunto nacional, 17 provincias españolas de 7 Comunidades Autónomas -en su mayoría, del norte y del interior de España- han perdido casi un millón de habitantes en los últimos 50 años, en contrapartida con la situación de otras 10 provincias -en su mayoría costeras- que han visto incrementada su población en más de 10 millones de personas», exponen en un escrito que acaban de enviar a los presidentes del Gobierno, de la Xunta, de la Fegamp y al delegado del Gobierno en Galicia. 

Seguir leyendo