Patrocinado por

Los 15.000 pájaros que se avistan a diario en O Vicedo pueden dinamizar su turismo

Lucía Rey
Lucía Rey

VEN A GALICIA

Mirador frente a la Illa Coelleira, en O Vicedo
Mirador frente a la Illa Coelleira, en O Vicedo PEPA LOSADA

El Concello pretende impulsar iniciativas para atraer a ornitólogos de toda Europa

01 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Los 15.000 pájaros que, según cálculos del ornitólogo Antonio Sandoval Rey, se pueden avistar a diario en O Vicedo pueden contribuir a dinamizar con fuerza su turismo. La proximidad del municipio mariñano con Estaca de Bares, considerado uno de los mejores lugares de Europa para observar aves marinas de especies muy diferentes en plena migración, y sobre todo la isla Coelleira, lo convierte en un emplazamiento destacado para ornitólogos de toda Europa, especialmente de países como Holanda o Reino Unido. «Nos días de outono e de inverno, cando hai mal tempo, empeza a aparecer por aquí xente doutros países que vén ver os paxaros que non tocan terra habitualmente, pero se hai frío e temporal achéganse á costa. É un turismo de calidade, moi específico, nada invasivo e moi respectuoso co medio ambiente», señala el técnico de Cultura e Turismo de O Vicedo, José Antonio Quelle Gómez.

El especialista acudió hace poco a un seminario sobre turismo de naturaleza celebrado en Oleiros para formarse sobre las posibilidades que puede ofrecer un campo que en O Vicedo apenas está explotado. «Hai ornitólogos que gastan moitísimo, ó mellor poden pagar mil euros por uns prismáticos, e cando veñen aquí teñen horarios diferentes porque almorzan cedo, non comen moito para aproveitar a luz diurna e cean moi ben. É xente que gasta cartos, á que non lle importa contratar unha viaxe a última hora se as previsións do tempo son favorables para observar aves», señala Quelle. En esa línea apunta que sería preciso, por ejemplo, ayudar a formar al sector de la hostelería local para que aprenda nociones básicas de idiomas como el inglés con el objetivo de mejorar la comunicación con este tipo de visitantes que poco tienen que ver con el turismo «masivo» del verano. No en vano, es gente que se desplaza principalmente desde finales del verano hasta bien entrado el invierno. «Axudaría a desestacionalizar o turismo», precisa Quelle.

El ornitólogo Antonio Sandoval destaca que en O Vicedo viven especies de aves «que apenas se alejan de donde han nacido, y otras que nos visitan desde algunos lugares muy remotos». Apunta que destacan el alcatraza, varias especies de págalos y de charranes, el negrón común, las pardelas pichonetas, sombía, capitorada, balear... «Esta última es una de las especies más amenazadas de Europa», subraya el experto.

Antonio Sandoval: «Falta un plan de turismo ornitológico que colabore con nuestra excelente hostelería»

Autor, entre otros, de un libro sobre el paso de aves marinas por la zona, el ornitólogo Antonio Sandoval Rey (A Coruña, 1967) destaca que la zona de océano frente a A Mariña occidental y hasta más allá de Cariño es Zona de Especial Conservación para las Aves (ZEPA), protegida por una directiva de la UE.

—¿Cuál es el perfil de personas interesadas en el mundo de la ornitología, y cómo se podría beneficiar de ello el turismo?

—Es gente apasionada y de todas las edades. Y cada vez más de ellas se sienten atraídas por esta zona, sobre todo por presenciar el paso de aves marinas desde lugares como Estaca de Bares, o embarcarse para salir a su encuentro mar adentro.

—Falta de miradores para ver aves, de folletos explicativos en las oficinas de turismos..., ¿qué carencias detecta en la zona?

—Fundamentalmente, tener un plan de turismo ornitológico que aproveche el recurso de las aves marinas (observación de sus migraciones, embarques en barcos como el Eureka, etcétera), y colabore con nuestra excelente hostelería. Y a partir de ahí, diseñar su difusión.