Patrocinado por

Guía para turistas: cómo me puedo mover en transporte público por Galicia

REBECA CORDOBÉS

VEN A GALICIA

EDUARDO PEREZ

Ahora que los descuentos promovidos por el Gobierno y la Xunta hacen más económico viajar por la comunidad, te contamos qué opciones existen, dónde comprar los billetes y qué rebajas se aplican, ya sea tren, bus o barco

08 sep 2022 . Actualizado a las 12:29 h.

Los descuentos en el transporte público y el precio de la gasolina provocan que cada día más gallegos opten por aparcar el coche. Aunque Galicia carga con el sambenito de tener malas comunicaciones, para quienes quieren moverse dentro de las ciudades o entre grandes núcleos urbanos hay opciones de sobra. Si vas a visitar la comunidad antes de que acabe el año, quédate con esta guía para turistas. Te explicamos cómo moverte en transporte público, dónde comprar los billetes y qué descuentos puedes disfrutar, sea en bus, tren o barco.

Tren: entre ciudades y por la costa norte

 El tren es uno de los medios de transporte más rápidos para moverse por Galicia. Sin embargo, las carencias en infraestructuras y la escasez de frecuencias hace que su funcionalidad se centre entre Vigo y A Coruña —las grandes ciudades del eje atlántico— Santiago y Ourense.

Así, se puede ir de A Coruña a Vigo en menos de hora y media —con parada en Santiago, Vilagarcía y Pontevedra— a través de los servicios de media distancia de Renfe. Si se opta por la modalidad regional, se tarda algo más de dos horas en hacer el trayecto, pero incluye más paradas, como Ordes, Padrón, Catoira o Redondela.

Estación de tren de A Coruña, el primer día que de funcionamiento de los abonos de Renfe.
Estación de tren de A Coruña, el primer día que de funcionamiento de los abonos de Renfe. ANGEL MANSO

Ourense es otra de las ciudades que cuenta con unas comunicaciones aceptables, al menos con la zona norte, ya que es la entrada del Alvia procedente de Madrid. Tanto en estos trenes como en los Avant, se tarda poco más de una hora en alcanzar A Coruña, con parada en Santiago. Sin embargo, a la hora llegar a Vigo, es necesario hacer transbordo en la capital gallega o esperar a algún Alvia o un tren Regional Express, que cuentan con la desventaja de tener menos frecuencias y mayor tiempo de trayecto, de entre hora y media y dos horas.

En Galicia existe, además, una línea de cercanías de Ancho Métrico, que recorre toda la costa cantábrica de España. Conecta Ferrol con Ribadeo con cuatro frecuencias diarias de lunes a viernes, con paso por Ortigueira, adonde llegan el doble de trenes, ocho al día. La principal desventaja es el tiempo que tarda en recorrer el tramo gallego, algo más de tres horas, y que suele sufrir averías o contratiempos que obligan a Renfe a tener que poner alternativas como buses o taxis.

Cercanías de Ancho Métrico en la estación de tren de San Sadurniño.
Cercanías de Ancho Métrico en la estación de tren de San Sadurniño. JOSE PARDO

Billetes y descuentos

¿Cómo comprar los billetes? Como sucede con cualquier trayecto de Renfe, se pueden adquirir a través de la página web de la compañía o en sus taquillas. Sin embargo, es importante saber que las localidades más pequeñas, que cuentan con apeadero en lugar de estación, no funciona la venta presencial. En caso de subir al tren en alguno de estos lugares, se deberá abonar el importe al revisor.

En cuanto a los descuentos, los nuevos abonos de Renfe, que permiten viajar gratis, no están plantados para uso turístico. Se puede disfrutar, eso sí, de los bonos de 10 viajes, los descuentos para familias numerosas y niños y las tarjetas especiales para mayores de 60 años, pensionistas, personas con diversidad funcional y jóvenes menores de 25 años. Además, las últimas medidas promovidas por el Gobierno y la Xunta para paliar la crisis incluyen una rebaja del 50% en los trayectos de cercanías dentro del área metropolitana de Ferrol.

Bus: líneas urbanas e interurbanas

Pasajeros subiendo al autobús con destino a A Coruña, en la estación de Ferrol.
Pasajeros subiendo al autobús con destino a A Coruña, en la estación de Ferrol. CESAR TOIMIL

 El transporte público más extendido por Galicia son los autobuses. Aunque el número de líneas y frecuencias se ha reducido en los últimos años, conectan casi todos los municipios de la comunidad. Eso sí, para llegar a ciertas zonas del rural las combinaciones pueden suponer un quebradero de cabeza. Por eso, lo más recomendable es asegurarse antes de los horarios y paradas de cada trayecto. Debido a que hay varias empresas que prestan este servicio, existe un buscador habilitado por la Xunta de Galicia, al que puedes acceder a través de este enlace.

 ¿Cómo comprar los billetes? Por lo general, pocas empresas permiten adquirir los billetes por internet, por lo que se deben abonar en las taquillas de las estaciones o en el propio vehículo, si es con dinero en efectivo. También existe la posibilidad de hacerse con una Tarxeta do Transporte Público de Galicia (TPG). Funciona como una tarjeta monedero y permita abonar los viajes al subir al autobús. Además, posibilita hacer transbordos gratuitos siempre que no se exceda de un límite de tiempo, que varía en función de si la línea es urbana o interurbana. Se pueden adquirir en las oficinas de Abanca por un precio de 2 euros y se recargan en los cajeros de la misma entidad, ya sea en efectivo o a través de una cuenta bancaria.

Las ventajas de la tarjeta son que, a diferencia de los bonos, permiten pagar los billetes de las personas que se quiera y utilizarla un número ilimitado de veces al día —siempre que tenga saldo, claro. Así, con tener una sola sería más que suficiente para mover a todas las personas con las que viajes por Galicia.

¿Qué descuentos hay? La propia Tarxeta do Transporte Público de Galicia aplica un descuento directo cada vez que se utiliza, en cualquier trayecto. Hasta ahora, era de un 10%, pero debido a las medidas aprobadas por el Gobierno y la Xunta para paliar la crisis, desde el pasado 1 de septiembre y hasta el 31 de diciembre, el descuento es de un 50%.

transporte urbano

Pasajeros subiendo a un bus urbano de Santiago.
Pasajeros subiendo a un bus urbano de Santiago. PACO RODRÍGUEZ

¿Dónde hay transporte urbano? El bus urbano funcionan en las siete ciudades gallegas —A Coruña, Santiago, Vigo, Lugo, Ourense, Pontevedra y Ferrol— y sus áreas metropolitanas. Para utilizarlo, basta con pagar el billete al subir al vehículo, ya sea en efectivo o con las tarjetas de movilidad habilitadas en cada Concello. Esta última opción, además de más económica, permite hacer transbordos gratuitos.

Todos los municipios mencionados, excepto Vigo, permiten pagar en sus líneas de bus urbano con la Tarxeta do Transporte Público de Galicia. En el caso de la ciudad olívica, se debe utilizar la PassVigo pero, al tratarse de una tarjeta personal, la documentación requerida, el proceso de solicitud y los plazos hacen que sea prácticamente inviable obtenerla para quienes van solo de viaje. Otras ciudades, como A Coruña, también cuentan tarjetas específicas para sus ciudadanos, pero el pago del transporte se puede hacer con la TPG.

En cuanto a los descuentos, cada municipio marca unos precios diferentes, pero todos cuentan con la rebaja del 50% si se paga con la  tarjeta.

Barco: otra forma de cruzar las rías

El barco que cruza la ría de Vigo, el primer día con descuentos en los billetes.
El barco que cruza la ría de Vigo, el primer día con descuentos en los billetes. XOAN CARLOS GIL

Las singularidades de la geografía gallega, con un litoral formado por rías, hace que existan servicios de transporte público marítimo. La mayor parte funcionan solo en los meses de temporada alta, ya que están planteados para uso turístico. Sin embargo, la ría de Vigo cuenta con travesías regulares durante todo el año que, además, cuentan con el descuento del 50% que entró en vigor el pasado 1 de septiembre. Hay dos trayectos. Uno une la ciudad con Cangas y otro con Moaña.

También en la ría de Arousa se pueden encontrar algunos trayectos que, pese a no funcionar durante todo el año, sí se extienden más allá de la temporada turística. Se trata de de los itinerarios que unen O Grove con Cambados y con Ribeira, que funcionan desde el 1 de abril hasta el 30 de noviembre. También existe un recorrido que comunica Vilanova con Pontecesures, que arranca el 1 de abril para finalizar el 1 de noviembre. En estos servicios, sin embargo, no se aplican los últimos descuentos anunciados por la Xunta.