Abre en Príncipe un bufé libre que tiene un menú vip bañado en oro comestible

e. v. pita VIGO / LA VOZ

VEN A GALICIA

Oscar Vázquez

Incluye el espolvoreado de láminas de 24 quilates en ginebra, espumosos, croquetas de ibérico y hamburguesas. La nueva oferta culinaria, única en Galicia, se inspira en los restaurantes de lujo de Nueva York

25 sep 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

La peatonalización de la Porta do Sol ya está haciendo un efecto imán para la creación de nuevos negocios a su alrededor. Uno de ellos es la cafetería y restaurante Polar, que se inaugurará el 1 de octubre en la planta baja de las galerías de la calle Príncipe. Ofrecerá el único bufé libre que existe en Vigo y, además, se convertirá en el primer local gallego que espolvoreará varias comidas y bebidas de su menú con oro comestible de 24 quilates, que es inocuo. Se inspira en la oferta gastronómica de restaurantes de lujo de Nueva York. El local reemplaza a la antigua cafetería O Principiño.

La iniciativa corre a cargo del vigués Nicolás López, de 25 años, un hostelero que trabaja desde hace siete años en el ocio nocturno de Vigo. Polar será el primer restaurante que regenta.

Los fines de semana ofrecerá un menú especial con oro comestible que se servirá, previa reserva, en una zona vip y que costará 28 euros con la primera bebida gratis. El menú Gold conlleva el espolvoreado de láminas de oro en croquetas de jamón ibérico y hamburguesas de picaña con pan negro. También se bañarán con el preciado metal un vino espumoso («Una idea que vi en Alemania», dice el dueño), la ginebra (inspirado en locales de los Países Bajos) y, como un extra, en creps, ensalada César y tortilla de patata. «Pueden reservar hasta diez personas», dice el propietario. Las botellas que llevan oro salen por 40 o 50 euros.

THE AINSWORTH

«El oro es un polvillo de 24 quilates que es incoloro e insípido y totalmente seguro para la salud, se trata de una cuestión estética más que alimentaria. Restaurantes por todo el mundo espolvorean este oro comestible, como por ejemplo en Nueva York o Miami. En Galicia nadie hace este tipo de cosas», aclara el dueño. Restaurantes neoyorquinos como Serendipity 3 y The Ainsworth son famosos por cubrir sus platos con oro comestible, que, al ser neutro, no es digerido. La regulación médica de la Unión Europea autoriza el uso del oro comestible porque no afecta, ni bien ni mal, al organismo.

En cuanto al bufé libre, solo estará abierto viernes y sábados por la tarde y costará 14 euros. Contará con tres o cuatro empleados. Los clientes podrán elegir toda la comida que gusten entre pasta, pizzas, arroces, carnes y ensalada. Sus puertas abrirán a las 20.30 horas y permanecerá operativo hasta el cierre, cuando se vaya el último cliente, «a la una, a las dos o a las tres de la madrugada», dice el dueño. La sala tiene un aforo de 80 a cien personas. Nicolás López señala que «hace años hubo un bufé en Gran Vía, pero los clientes solo tenían servicio de mesa y no podían levantarse a escoger y coger lo que quisiesen», dice.

Oscar Vázquez

Durante el resto de la semana, en horario laboral, Polar servirá menús del día convencionales por 8,5 euros. El local incluyen servicios de comidas y cenas a domicilio. Además, en las fiestas de cumpleaños el local regalará cava en la zona vip.

López eligió estas galerías por su proximidad con el kilómetro cero de Vigo, recién peatonalizado. «Elegí esta ubicación por el realce del turismo en Vigo, la peatonalización de la Porta do Sol y porque no había este nicho de mercado en la ciudad», explica el propietario. Recuerda que las galerías disponen de párking.

La calle del Príncipe sigue atrayendo negocios. En el número 35, Leyton, la multinacional financiera francesa especializada en start-ups, ha abierto una oficina. En verano llegó la tienda de ropa Suite Inc. Cerca, Zara sigue reformando el antiguo local de C&A.