Este es el Sestercio de Augusto y el tesoro de monedas suevas al que opta el Museo Provincial de Lugo

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

VEN A GALICIA

El propietario de esta pieza, declarada BIC y de la que solo se conservan otras dos en el mundo, presentó una oferta tanto a la Diputación como a la Xunta

01 dic 2022 . Actualizado a las 16:50 h.

El Sestercio de Augusto, cuyo origen está en Lugo ciudad (Lucus Augusti), es una de las piezas numismáticas romanas más importantes de la Península ya que solo se tiene constancia de otras dos en todo el mundo. Es tan relevante que hace unos meses la Xunta la declaró como BIC para poder conseguir su máxima protección y que la pieza no saliese de España.

Su exposición al público parece más cercana y Lugo podría ser el lugar elegido. Vicepresidencia de la Deputación gestiona la incorporación al Museo Provincial de Lugo de este sestercio de la Caetra, el Sestercio de Augusto, una moneda declarada Ben de Interese Cultural (BIC) el pasado septiembre y de la que solo se conservan tres ejemplares en todo el mundo.

La vicepresidenta de la Diputación, Maite Ferreiro, explicó que recibieron una propuesta del coleccionista que es propietario de la moneda, una persona con residencia en Galicia, mostrando su interés en que pase a formar parte de la colección del Museo Provincial de Lugo. «Tendo en conta o seu valor cultural e a súa importancia para o estudo das relacións entre castrexos e romanos durante a romanización, optamos por atender a oferta e iniciar os trámites necesarios para facer efectiva a compra», explicó la vicepresidencia provincial.

Quién la puede comprar

Al tratarse de una pieza BIC y que tiene las máximas protecciones que marca la Lei de Patrimonio de Galicia, en la opción de compra la Xunta tiene preferencia. Al parecer el coleccionista presentó una oferta tanto a la Diputación como a la Xunta. En el segundo caso ya que es por ley obligatorio que el gobierno gallego lo sepa por si quiere hacer efectivo su competencia. Pero también se lo presentó a la Diputación porque al parecer el propietario de la histórica moneda condicionó su venta a que se expongan en el Museo Provincial.

La responsable de Cultura de la Diputación, señaló que «o Museo Provincial de Lugo é o mellor espazo posible para conservar e expoñer á cidadanía esta moeda única, que amplía o patrimonio do propio centro museístico e da cidade de Lugo como referente internacional para o estudo da romanización», y destacó que «a persoa propietaria mostrou especial interese na incorporación ao Museo polo traballo que ven desenvolvendo nos últimos anos na conservación e posta en valor da súa colección numismática».

Características de la pieza

La moneda ofrecida al Museo Provincial de Lugo es una pieza de bronce, de 38.07 gramos, con la cabeza de Augusto en el anverso, y el escudo de la Caetra en el reverso. La pieza no presenta marcas de ceca ni de datación, por lo que su fecha de emisión y lugar de producción no están definidas y siguen siendo objeto de investigación.

A falta de otros datos, los estudios sobre el conocimiento de la moneda, que se incluyeron en el expediente para su declaración como BIC, apuntan a su acuñación en el siglo I a.C. en talleres móviles que acompañaban al Ejército o a cecas (sello que identifica el derecho de acuñación de la moneda de curso legal) como la de Lucus (Lugo), Emérita (Mérida) o Colonia Patricia (Córdoba).

Avatares de esta pieza

Esta moneda había saltado a los medios de comunicación hace nueve años cuando la Policía Nacional la recuperó después de haber sido robada a un coleccionista de Madrid. Fue por este motivo por el que el Gobierno central instó a la Xunta a que iniciase todo el proceso para que la moneda fuese declarada BIC.

Maite Ferreiro y Aurelia Balseiro en la sala numismática del Museo Provincial de Lugo
Maite Ferreiro y Aurelia Balseiro en la sala numismática del Museo Provincial de Lugo

Exposición muy relevante

De completarse la adquisición, sería la única moneda de estas características expuesta al público en Galicia. El otro ejemplar, encontrado en el 2005 en una excavación arqueológica en Bracara Augusta (Braga, Portugal), se conserva en el Museo de Arqueoloxía Don Diego de Sousa de Braga; y la otra de la que se tiene noticia se vendió en una puja 1968 y 1979 y su paradero actual es desconocido.

Otras piezas

El propietario de esta joya ofrece además del sestercio un lote de siete monedas, que incluye dos monedas suevas y cuatro visigodas, con lo que se complementaría la exposición de monedas y medallas del Museo Provincial de Lugo.

En concreto, se trata de dos trientes suevos a nombre de Valentiniano (uno de ellos el tercer ejemplar conocido con ese diseño del busto), un triente visigodo acuñado por Sisebuto en Tui (del que se conocen doce ejemplares); un triente visigodo acuñado por Sisebuto en Valdeorras (del que se conocen tres ejemplares), un triente visigodo acuñado por Sisebuto en Sanabria (cinco conocidos) y un triente visigodo acuñado por Gundemaro en Valdeorras (únicamente dos ejemplares conocidos).

Pasos a seguir

Como el propietario condiciona la venta a que las monedas sean expuestas en el Museo Provincial de Lugo, en concreto en la exposición permanente, y que el lote se adquiera de manera conjunta, no pudiendo individualizarse, desde la Diputación confían en que la Xunta, si hace efectivo su posición de retracto, al final acabe cediendo de alguna manera la colección al museo lucense. O, incluso, que colabore para su adquisición y así conseguir su exposición permanente en Lugo.

Si finalmente es la Diputación quien gestiona todo el proceso, serán los servicios especializados del Museo Provincial los que tengan que tasar y evaluar las piezas, su conservación y el precio, que no tendría porque coincidir con la oferta del coleccionista. Luego, el expediente llegaría a la junta de gobierno, que evaluaría la fórmula de pago. 

La moneda fue recuperada por la Policía Nacional en el 2013 y en su reverso aparece la supuesta figura de un escudo castreño.

Un sestercio romano oriundo de Lucus Augusti, robado y recobrado

Francisco Albo

La moneda romana robada a un coleccionista de Madrid y recuperada esta semana por la Policía, que se presentó como «única en el mundo», no es realidad tan única, si bien es una pieza de un tipo escasísimo. Y aunque en en ella no consta el lugar donde se acuñó, es muy probable que fuese fabricada en Lugo.

Se trata de uno de los pocos ejemplares conocidos de sestercios de una serie que los especialistas llaman «acuñaciones del noroeste», moneta castrensis o caetra. Estas piezas muestran en el anverso la efigie del emperador Octavio Augusto con la inscripción Imp Avg Divi F -Emperador Augusto hijo del Divino (César)-, mientras que en el reverso aparece un motivo geométrico que ha sido interpretado por diversos investigadores como la representación de un escudo galaico.

Seguir leyendo