¿Por qué Sarria es el punto de inicio por excelencia del Camino?

Lucía Blanco / M. C. LUGO / LA VOZ

VEN A GALICIA

Peregrinos a las puertas del albergue público de Sarria
Peregrinos a las puertas del albergue público de Sarria ALBERTO LÓPEZ

Más de 11.000 peregrinos eligieron la localidad lucense para comenzar su peregrinaje el pasado mes de julio

27 ago 2021 . Actualizado a las 10:28 h.

Aunque tradicionalmente se ha dicho que «el Camino comienza en la puerta de tu casa» y es precisamente la variedad de rutas xacobeas uno de los atractivos en esta vía de peregrinación, Sarria se mantiene como el punto de inicio más elegido por los caminantes. El municipio, situado en el punto kilométrico 111 del Camino de Santiago Francés, es un enclave estratégico pues supone la distancia mínima para poder obtener la Compostela.

El pasado mes de julio, según datos recogidos en la página web de la oficina de atención al peregrino de la archidiócesis gallega, eran 11.243 caminantes los que decidían empezar la ruta en la localidad lucense. Esto supone que un 33,1% de los que eligen hacer la peregrinación comienzan en Sarria, lo que evidencia un crecimiento de más de siete puntos con respecto al mismo mes del año 2019, cuando no existían restricciones motivadas por la situación sanitaria y un 26,9% de los caminantes empezaban su primera etapa en el municipio.

Obtener la Compostela

Uno de los motivos de su éxito es que desde el concello se cumple la distancia mínima, es decir, los 100 kilómetros necesarios para poder conseguir el documento que certifica haber realizado el peregrinaje a pie. Por lo tanto, es una buena oportunidad para aquellos que se atreven a realizar el recorrido por primera vez, ya que se puede abordar en tan solo cinco días. Es el caso de Sheila que se animó a vivir la experiencia junto a su pareja. Estos dos barceloneses decidieron empezar el Camino Francés desde Sarria ya que «era la primera vez que lo hacíamos y queríamos probarnos a nosotros mismos».

Aunque la experiencia no estuvo libre de dificultades, ya que tuvo una pequeña lesión en el pie, Sheila define el viaje como «increíble y muy emotivo, llegué a la Catedral llorando». La distancia que separa la localidad lucense de la Ciudad Santa les supo a poco, por lo que ya están buscando otra fecha para repetir el peregrinaje, pero esta vez «ampliando etapas y con la intención de llegar hasta Finisterre».

Prolifera el Camino con perros

La baja dificultad de los tramos también implica que el recorrido sea uno de los más adecuados para aquellas familias con niños o para los que se atrevan a hacer el peregrinaje con su perro. Así lo hicieron María y Pastora, dos sevillanas que decidieron emprender el viaje acompañadas de su mascota, Roma.

Estas dos amantes del senderismo vieron en la ruta xacobea «una gran oportunidad para compartir la experiencia con nuestra perra». Aunque al principio iban con un poco de miedo y «no sabíamos si íbamos a aguantar muchos kilómetros», el viaje no las defraudó en absoluto, como tampoco las vistas y los paisajes. Estas dos peregrinas no fueron las únicas pues desde la Asociación de amigos do Camiño de Santiago na Comarca de Sarria aseguran que se está «potenciando o Camiño cos cans» porque, en lo que llevan de año, vendieron unas 300 credenciales caninas.

Aunque muchos se desplazan hasta la comunidad en coche, las conexiones con el resto de la provincia también son otro punto a destacar pues los españoles son los que más se animan a vivir la experiencia, ya que en el mes de julio un 75.8% de los peregrinos provenían de territorio nacional. Sarria cuenta con una estación de tren que tiene a los caminantes de la ruta xacobea como unos de sus principales usuarios pues hay trenes a Madrid, a Barcelona o a Bilbao, entre otras ciudades.

Además de las conexiones, el concello también destaca por la variedad de albergues que presenta así que muchos «veñen, quedan na vila e comezan ao día seguinte», apuntan desde la Asociación de amigos do Camiño de Santiago na Comarca de Sarria. Actualmente, la organización está trabajando en señalizar los puntos negros del itinerario a su paso por la comarca para «dar máis seguridade aos peregrinos» y para que así la travesía desde Sarria hasta Compostela siga siendo «O Camiño dos Camiños».

Lugo, el otro punto desde el que cubrir los 100 km para la Compostela

Lugo se encuentra a poco más de 100 kilómetros de Santiago por el Camino Primitivo, considerado el recorrido más auténtico, por lo que, aunque se mantiene lejos de las cifras de viajeros que salen desde Sarria, la ciudad también se consolida como punto de inicio de la peregrinación.

El pasado mes de julio arrancaron 722 peregrinos de la localidad que, en la clasificación de lugares de comienzo del itinerario xacobeo, ocuparía el noveno lugar. Está por detrás de Oviedo, el otro punto de comienzo de la Ruta Primitiva, por la que ya pasaron 4.761 personas en lo que va de año y que se mantiene como la cuarta en porcentaje de peregrinos hasta el momento, según datos de la Xunta.

El itinerario, que enlaza en los últimos tramos, concretamente en Melide, con el popular Camino Francés, no puede tener un mejor comienzo. La ruta desde la capital provincial a Compostela puede iniciarse a los pies de la Muralla, bien por la Porta Miñá, la más antigua, o por la Porta de Santiago. La facilidad del recorrido ayuda ya que los 18.8 kilómetros que van desde la ciudad amurallada hasta San Romao da Retorta, donde empieza la siguiente etapa, presentan una dificultad baja. Además, esta parte de la ruta xacobea que, a pesar de sufrir cambios en el trazado por varias obras, sigue siendo suficiente para obtener la Compostela, puede recorrerse en menos de una semana, por lo que es adecuada para todos aquellos que no tengan demasiado tiempo pero aún así quieran vivir la experiencia y captar la esencia de esta vía de peregrinación.

En cuanto a los servicios, la ciudad cuenta con múltiples albergues, aunque solo uno de ellos es de titularidad pública. En ellos se pueden hospedar los caminantes para así poder explorar el casco histórico de la localidad romana y descubrir parte de su encanto antes de poner rumbo a la ciudad del Apóstol.

Pablo García este jueves en el punto de atención a peregrinos de Sarria

Un argentino hace el Camino de Santiago para completar su vuelta al mundo por más de 100 países

UXÍA CARRERA

Más de 167.000 kilómetros. 106 países. 16 años viviendo de errante por todo el mundo. Este es el trayecto que realizó el argentino Pablo García desde los 31 hasta sus 47 años actuales. «Di la Vuelta al Mundo en bicicleta». Pero recorrer el globo terráqueo no tenía sentido sin hacer una las tres peregrinaciones más importantes del mundo: el Camino de Santiago. Por eso el aventurero llegó ayer a Sarria después de partir hace días desde Roncesvalles. Aunque no solo por su largo proyecto sino también por un motivo más personal: «Mi abuela era gallega y esto es un homenaje para ella».

Seguir leyendo