O Fuciño do Porco, en O Vicedo, atrae a turistas de Sri Lanka y Hong Kong

Lucía Rey
lucía rey O VICEDO / LA VOZ

VEN A GALICIA

Para visitar el Fuciño do Porco en esta época no es necesario reserva previa
Para visitar el Fuciño do Porco en esta época no es necesario reserva previa PEPA LOSADA

Un total de 44.461 personas visitaron con reserva el paraje natural este verano

12 oct 2021 . Actualizado a las 14:51 h.

Más de 9.000 kilómetros de distancia recorrieron turistas de Sri Lanka que hace unas semanas visitaron el Fuciño do Porco, el saliente natural y rocoso de O Vicedo que en los últimos años se ha convertido en un reclamo turístico al nivel del de la playa de As Catedrais, en Ribadeo. Datos publicados por el departamento de Turismo del concello vicedense revelan que entre los meses de julio y agosto, cuando era necesario reservar para poder acceder, conocieron el paraje natural un total de 44.461 personas. «E ademais viñeron desde lugares tan curiosos como Luxemburgo, Sri Lanka ou Hong Kong», destacaron las mismas fuentes.

Desde la área de Turismo subrayan que, gracias al sistema de reservas, mediante el que únicamente pueden acceder al espacio un total de 50 personas por turno, «evítase que as masificacións sexan maiores e axúdase a conservar a natureza». Entre los meses de septiembre y junio, el acceso es totalmente libre, no es preciso reserva.

La baliza y los vecinos

El Fuciño do Porco, que geográficamente recibe el nombre de Punta Socastro, ha pasado de ser un enclave conocido únicamente por los vecinos, un reducido número de senderistas y la persona encargada de atender la baliza marítima que hay instalada en su tramo final, donde el mar Cantábrico bate con toda su fuerza, a situarse como un atractivo de primera a la hora de visitar la comarca de A Mariña. La instalación de una nueva balaustrada de madera y de escalones en el sinuoso tramo final han multiplicado la afluencia de visitantes en el último lustro. Prueba de ello es la cantidad de personas que lo han visitado en el puente del Pilar que finaliza este martes, y también el elevado número de autobuses y excursiones procedentes de disintos lugares que llegan a la zona los fines de semana o los días festivos, así como el de caravanas o furgonetas que de un tiempo a esta parte hacen noche en el lugar, en los espacios habilitados como aparcamiento en la cercana playa de Abrela.

Además, la revista digital de National Geographic también ha contribuido en los últimos tiempos a esta promoción, al incluir las pasarelas junto al mar del Fuciño do Porco como uno de los enclaves casi «obligatorios» para visitar para quienes se acercan de vacaciones a la provincia de Lugo.