Patrocinado por

Una gran parte de los albergues privados de Lugo cierran este inverno pese a ser Xacobeo

Uxía Carrera Fernández
UXÍA CARRERA SARRIA / LA VOZ

VEN A GALICIA · Exclusivo suscriptores

Los albergues públicos, como este Castroverde, están abiertos todo el año
Los albergues públicos, como este Castroverde, están abiertos todo el año ALBERTO LÓPEZ

El Año Santo está alargando la temporada de peregrinos, que se están encontrando con muchos locales cerrados. Estos son los que abren todos los meses

20 nov 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

En un año cualquiera, los peregrinos ya habrían desaparecido prácticamente de las rutas del Camino. Pero este 2021 es de todo menos un año común. El coronavirus retrasó la llegada de caminantes pero ahora el Xacobeo se hace notar y prolonga la temporada alta. «Seguen pasando unhas 50 persoas ao día, a mediados de novembro outros anos xa non había tanta xente», explica Jorge López, el presidente de la Asociación de Amigos do Camiño Francés en la comarca de Sarria, que se encarga de recibir a los peregrinos.

Los caminantes pudieron echarse a andar sin restricciones muy estrictas hace unos cinco meses. Pese a que en octubre se acaba la temporada, la fe lleva a los peregrinos a aprovechar todos los meses del 2021: «Moitos non queren só facer o Camiño, queren a compostela do 21», resalta López. Una gran parte de los que pasan ahora por Sarria son extranjeros, entre ellos coreanos, cuya afluencia no deja de aumentar. La prolongación de la temporada del Camino se nota en las fechas más destacadas. «Para a ponte de decembro hai aloxamentos completos e algúns grupos xa están organizando para chegar en fin de ano a Santiago».

Albergues cerrados

Pese a la afluencia de peregrinos, numerosos albergues ya cerraron sus puertas, por lo que los caminantes se están encontrando con muchas menos opciones para ser un año Xacobeo, como cuentan algunos de los que pasaron esta semana por Sarria. Las pensiones y los hoteles, aunque no son el tipo de alojamientos empleados para peregrinar y además tienen un precio mayor, son una opción con la que se puede contar durante todo el año. Los albergues públicos, por su parte, también están abiertos los 12 meses del año, pero en el caso de los privados una gran parte trabaja solo en temporada alta, lo que elimina la oferta de particulares en algunas paradas. En el Camino Francés estos son los albergues que funcionan todo el año:

  • Pedrafita do Cebreiro: albergue público y Casa Campelo.
  • Liñares: el único alojamiento está cerrado a partir del 30 de noviembre.
  • Hospital da Condesa: albergue público.
  • Alto do Poio: albergue público.
  • Fonfría: albergue A Reboleira.
  • Fillobal: albergue Fillobal.
  • Triacastela: albergue público, del Oribio, Berce do Camiño y Complexo Xacobeo.
  • Sarria: albergue público, albergue Don Álvaro, Oasis, Credencial y El Bordón de la Casa Batallón, este último cierra del 30 de diciembre al 10 de enero.
  • Barbadelo: albergue público y Casa Carmen.
  • Ferreiros: albergue público.
  • Portomarín: albergue público, PortoSantiago, Ultreia, Casona da Ponte, Pons Minea, Folgueira, Casa Cruz, Pasiño a Pasiño.
  • Gonzar: albergue público.
  • Hospital de la Cruz: albergue público.
  • Ventas de Narón: albergue público.
  • Palas de Rei: albergue público, Casa di Marcello y Castro.

El Camino Francés es la más transitada pero no la única ruta que sigue contando con caminantes en pleno noviembre gracias al Xacobeo. La otra ruta histórica de la provincia lucense, el Camino Primitivo también se queda con algún núcleo vacío. Estos son los albergues que abren todo el año: 

  • A Fonsagrada: albergue público.
  • O Piñeiral: albergue O Piñeiral.
  • O Cádavo: albergue público y Porta Santa.
  • Castroverde: albergue público.
  • Vilar de Cas: A Pociña de Muñiz.
  • Lugo: albergue público.
  • San Román da Retorta: albergue público y O Cándido.

Etapas flexibles y apoyo al consumo, recetas del Fairway para un Camino más rentable

Emma Araújo

Hay casi tantas formas de sentir y vivir el Camino de Santiago como personas que recorren alguna de sus rutas. Atender las necesidades y gustos de todas ellas es una quimera, pero acercarse lo máximo posible a sus demandas centró uno de los debates que ayer estuvo sobre la mesa en la segunda jornada del Fairway, el Foro sobre el Camino de Santiago, en el que quedó muy patente el peso socioeconómico que tienen las rutas jacobeas en Galicia.

Cómo incrementarlo también formó parte de las reflexiones expuestas por los ponentes, con planteamientos como la posibilidad de establecer etapas más flexibles para evitar las masificaciones propias de las primeras horas de la mañana, ya que los recorridos en horarios vespertinos son mínimos, de ahí que facilitar su recorrido por las tardes surgió como una fórmula factible para evitar aglomeraciones puntuales.

Seguir leyendo