Patrocinado por

Qué hacer en Galicia: ¿Qué son los maios y dónde se celebran?

REBECA CORDOBÉS

VEN A GALICIA

Festa dos Maios en Ourense.
Festa dos Maios en Ourense. MIGUEL VILLAR

La naturaleza, la música y los desfiles toman Galicia en la fiesta de la eclosión de la primavera, que tiene su epicentro en las provincias de Ourense y Pontevedra

29 abr 2022 . Actualizado a las 21:12 h.

Existe una fiesta que tiñe (aún más) de verde Galicia. Y no. No tiene nada que ver con el San Patricio irlandés más allá de las cervezas que se puedan beber mientras se celebra la llegada de la primavera. La Festa dos Maios da la bienvenida a la estación a base de naturaleza, música y desfiles. Una cita que se caracteriza por las construcción de figuras con elementos naturales como ramas o flores, conocidas como maios. Y es que es durante los primeros días de ese mes cuando tiene lugar esta fiesta, que tiene su epicentro en las provincias de Ourense y Pontevedra.

Pero, ¿qué son exactamente los Maios? «Es la fiesta con la que damos la bienvenida a la primavera, en la que celebramos el esplendor de la naturaleza y despedimos el invierno», señalan desde Turismo de Ourense, la única ciudad gallega donde la cita está declarada como fiesta de interés turístico.

El programa de la celebración de este año, que tiene lugar el 1 de mayo, es un fiel reflejo de la tradición. Los esculturas de vegetales «realizadas a mano con musgo, flores y carrabouxos» se mantienen expuestos toda la jornada. A ello se suma el canto de coplas, otro de los elementos propios de la fiesta. Al estilo de las comparsas del carnaval, se entonan «versos satíricos sobre la actualidad política y social que la tradición manda vender a cambio de un aguinaldo», explican desde Turismo de Ourense.

Antonio Cortés

 Aunque cada zona de Galicia tiene sus propias costumbres, hay una serie de elementos comunes, explica Ánxela Loureiro, que acaba de publicar un libro sobre esta tradición en el barrio ferrolano de Canido. La razón está en el origen de la fiesta, anterior a la cristianización: «É unha celebración ancestral para celebrar a eclosión do mundo vexetal. Ter unha boa colleita era fundamental para conservar o alimento anual. Por eso se celebran no momento da eclosión da primavera, non cando se inicia, as festas coñecidas como ciclo dos maios».

El maio se puede manifestar de diferentes formas: el árbol del maio, los maios humanos, los figurados y los artísticos. La primera modalidad, que se mantiene en localidades contadas, como Laza, consistía en «cortar a mellor árbore e chantala na praza principal», explica Loureiro. Como consecuencia de la cristianización de esta fiesta de origen pagano, en muchos lugares se convierte en una cruz. Es el caso del barrio de Canido: «O cruceiro é único en toda Galicia que se adorna 3 de maio, coincidindo coa festa da Santa Cruz».

El cruceiro de Canido adornado con motivo de los maios.
El cruceiro de Canido adornado con motivo de los maios. CESAR TOIMIL

El maio humano estaba formado por «nenos e nenas que se vestían con ramas e fiunchos, bailaban e facían arcos de flores», cuenta la experta. Aunque eran propios de la zona norte de la comunidad, en la actualidad ya no existen estas manifestaciones. La forma más extendida y lo que a cualquier gallego le vendría a la cabeza al pensar en la celebración, son los maios figurativos: «estruturas cónicas ou piramidais que se adornan con motivos vexetais». Fruto de la evolución de estas esculturas, surgieron después los maios artísticos, que pueden tener cualquier forma. Loureiro coge el ejemplo del barrio que abandera y sus maios en forma de altar.

Otra de las formas más extendidas de estos maios artísticos se encuentra en la zona de Pontevedra, donde la fiesta «está moi arraigada», explica la teniente de alcalde de Poio, Silvia Díaz. Allí, en los municipios vinculados al mar, como Marín, se elaboran barcos a escala con motivos vegetales.

Maio con forma de barco en Marín.
Maio con forma de barco en Marín. MARCOS GAGO

Sin embargo, los grandes protagonistas de esta fiesta en las Rías Baixas son los maios figurativos, «de forma cónica e adornados cunha coroa», explica Díaz. «Faise un concurso e as bases varían dependendo de cada concello. En Poio pedimos que sexan de flores silvestres e autóctonas». El resultado, «moi vistoso», destaca por la corona. Hasta tal punto que el ayuntamiento se vio obligado a limitar su tamaño, que no puede superar al de la base.

Motivos vegetales aparte, como en toda buena fiesta no puede faltar la música. Tanto en la zona de Pontevedra como en Ourense es habitual que se tengan lugar actuaciones de grupos tradicionales. A ello se suman los concursos de cantos de coplas. «En Poio, un neno métese dentro do maio e o resto fanlle os coros», cuenta Silvia Díaz, que se muestra orgullosa de la enorme participación de los vecinos: «Aquí é un tema de orgullo gañar o premio dos maios».

Festa dos Maios en Poio.
Festa dos Maios en Poio. LÓPEZ PENIDE

Pero, ¿cómo lograron municipios como Poio mantener tan arraigada esta fiesta? «O maio é interxeneracional. Os adultos se reúnen con días de antelación para facer o maio e os nenos, ademáis do orgullo que lles produce saír co seu maio, son os encargados de recoller as flores. O testigo se pasa de xeración en xeración», explica.

Silvia Díaz aprovecha la ocasión para animar a todo el mundo a desplazarse a Poio este 1 de mayo para disfrutar de la celebración. «Os maios son un atractivo que queremos potenciar porque en moitos sitios se perderon», comenta. La primera cita con los concursos y la música será a las 12.00 horas en A Seca. Para quienes prefieran el horario vespertino, la fiesta se repetirá a las 18.00 horas en Combarro. Y es que, ¿no suena apetecible dar la bienvenida a la primavera entre hórreos y flores?